En Barcelona "se va a cumplir la ley". Así de contundente se ha mostrado este jueves el alcalde accidental de la ciudad, Jaume Collboni, en referencia al referéndum unilateral convocado para el 1 de octubre. En declaraciones a la Cadena Ser recogidas por este medio, Collboni ha anunciado, como hizo hace unos días su secretario general, Miquel Iceta, que "ningún alcalde socialista se saltará la ley".

"Estamos en un estado democrático de derecho y el principio de legalidad es fundamental. Si alguien no está de acuerdo con las leyes hay mecanismos democráticos para cambiarlas. Nunca saltarse la ley es una vía”, ha reiterado el líder socialista.

Collboni no descarta que el 1 de octubre haya urnas, pero argumenta que "si no hay una convocatoria oficial, como todo parece apuntar, no habrá un referéndum". Otra cosa es que haya "una movilización y una protesta muy importante en Catalunya, con urnas o sin urnas", pero en ningún caso, según el alcalde accidental, una consulta oficial. Collboni ha ido más allá y ha asegurado que el conflicto político "no va a desaparecer después del 1 de octubre".

DIFERENCIAS CON COLAU

Respecto a sus socios de gobierno, Barcelona en Comú, el líder socialista ha reconocido que tienen posiciones políticas diferentes, pero que no existe el riesgo de fractura. Las diferencias "son evidentes y se han demostrado en algunas votaciones" en el consistorio, pero ambos "tenemos muy claro que el ayuntamiento estará dentro de los márgenes del estado de derecho". 

Ante la posibilidad de que la alcaldesa, Ada Colau, decida finalmente votar en el referéndum, Collboni se ha mostrado conciliador: "Cada uno es libre de expresar políticamente su punto de vista".