Este domingo se ha hecho pública una carta que el pasado jueves el alcalde accidental de Barcelona, Jaume Collboni, envió al delegado del Gobierno de España en Catalunya, Enric Millo, y al conseller de Territori, Josep Rull. La misiva, que ya ha sido retuiteada por el mismo Collboni y la alcaldesa Ada Colau, insta a las administraciones competentes, empresa y trabajadores a “redoblar los esfuerzos negociadores”. Además, el Ayuntamiento de Barcelona ya ha pedido la creación de una comisión de seguimiento.

DEFENDER EL TRABAJO HECHO

Tal como ha sopesado Collboni en la carta, “los problemas en el Aeropuerto de Barcelona son problemas que nos afectan directamente como ciudad”. De hecho, él mismo ha recordado a Rull y Millo (responsables de las dos instituciones competentes), que “en los últimos años todas las administraciones nos hemos esforzado mediante el Comité de Desarrollo de Rutas Aéreas para mejorar la conectividad internacional de esta infraestructura”.

En opinión del teniente de alcalde, el aeropuerto es “vital” para la competitividad económica y proyección internacional de Barcelona. Por ello, asegura, la ciudad “ha querido tener uun aeropuerto de primera y en estos años hemos conseguido doblar el número de vuelos intercontinentales”. Sin embargo, considera que “un aeropuerto que quiere esta conectado con el mundo no se puede encontrar constantemente afectado por problemas de distinto signo”. Por este motivo, el ejecutivo de Colau ha trasladado a las administraciones responsables la “necesidad” de “redoblar los esfuerzos negociadores” y así “evitar de forma inmediata el problema”.