El gobierno municipal de Ada Colau presentará en el próximo pleno del mes de septiembre una medida que prevé bonificar al 100% la tasa de alcantarillado que se cobra en la factura del agua a aquellas familias en situación de vulnerabilidad. Además, el ejecutivo de la alcaldesa también quiere efectuar la bonificación de la tasa de residuos. Sin embargo, esta es competencia del Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB), por lo que dicha decisión deberá discutirse en su primer pleno a la vuelta de vacaciones.

A estas medidas cabe añadir la liquidación de la deuda en materia de suministros que puedan haber asumido las familias con sus facturas, así como el pago de la revisión de las instalaciones eléctricas que efectúan las compañías cuando hay un cambio de nombre. Si bien el coste de este 'boletín azul' que garantiza el buen estado de la instalación se sitúa entorno a los 100 euros, en el caso que la familia no pueda hacer frente al gasto, será el Ayuntamiento quien lo page al Gremio de Instaladores. Por ahora el consistorio ya se ha encontrado con 200 casos.

BONIFICACIÓN DE 10 A 15 EUROS ANUALES

En el caso de las tasas del agua, ambos conceptos forman parte de la factura que reciben todos los hogares dados de alta en el servicio. Sin embargo, el Ayuntamiento asumirá estas dos materias como propias en base a la ley de pobreza energética 24/2015. “Seremos la primera ciudad que haga un paso de esta envergadura; vamos más allá del marco legal que hoy tenemos”, ha declarado el regidor de Energía, Eloi Badia. Una bonificación que, sin embargo, corresponde a unos 10 – 15 euros anuales. En total, el Ayuntamiento invertirá 100.000 euros en esta materia.

Ante las críticas que recibió el Ayuntamiento por parte de Agbar, que exigía “corresponsabilidad a todas las administraciones en tema de pobreza”, Eloi Badia ha salido al paso y ha explicado que “llevábamos 5 meses trabajándolo y eran completamente conocedores de la voluntad del Ayuntamiento”. “No es que no hayamos hecho los deberes, es que hemos sido los primeros que los hemos hecho”.

664 CAMBIOS DE POTENCIA GESTIONADOS

En referencia a cómo están funcionado los Puntos de Asesoramiento Energético desde dónde el consistorio ayuda a las familias a adaptar los suministros que tienen contratados a sus necesidades, la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha señalado que ya se han atendido a 7.476 hogares. Además, Ortiz ha destacado que el 75% no son usuarios de los servicios sociales y que ya se han gestionado 558 bonos sociales y 664 cambios de potencia contratada.