"Europa debe actuar para proteger los derechos y libertades de los catalanes”, expone Ada Colau en el titular de su artículo para 'The Guardian', que recoge la misma petición expresada por la alcaldesa de Barcelona en la carta que ha enviado a una treintena de homólogos de capitales europeas.

En la misiva, Colau pide a los ediles que apoyen pedir a la Unión Europea que medie entre el Gobierno español y el catalán para encontrar "una solución dialogada" ante el escenario 1-O. “Ante la negativa del Gobierno de Rajoy a encontrar una solución acordada para el conflicto, la cuestión catalana ya no puede ser considerada un mero asunto interno español y debe abordarse en su dimensión europea”, añade la alcaldesa.

BARCELONA, "COSMOPOLITA Y EUROPEÍSTA"

Por eso, Colau informa de que próximamente pedirá a la Comisión Europea que abra un espacio de mediación con el fin de buscar una salida dialogada. “Barcelona es una ciudad de paz, orgullosa de su diversidad y con una marcada vocación cosmopolita y europeísta”, remarca la alcaldesa, que considera que, “si bien la mayoría de nuestra población quiere votar en un referéndum acorado y con garantías, no desea un choque de trenes de consecuencias imprevistas”.

“Hay muchas personas no separatistas, como nosotros mismos”, expone Colau en 'The Guardian', “quienes, mientras criticamos la vía unilateral tomada por el gobierno catalán, llamamos a una solución negociada”. La alcaldesa recuerda, además, que “un 82% de la población catalana apoya celebrar un referéndum pactado”, y cita el caso de Escocia.