Ada Colau no ha comparecido ante la prensa para comunicar la ruptura del pacto con el PSC en el Ayuntamiento, pero finalmente sí que se ha pronunciado. Lo ha hecho a través de las redes sociales. La alcaldesa ha agradecido el trabajo al hasta ahora segundo teniente de alcalde, Jaume Collboni, y ha lanzado un deseo para que el PSC abandone los pactos con la derecha: "Ojalá el PSC abandone pronto los pactos con PP, Cs y Unió, y recupere las alianzas de izquierda".

La líder de Barcelona en Comú ha asegurado que la decisión de romper el gobierno municipal ha sido difícil, pero ha valorado que su partido lo ha hecho de la mejor manera posible, consultando a las bases y "con radicalidad democrática". Colau ha añadido que ella y su equipo continuarán gobernando en base a objetivos concretos, "con todo el diálogo que la ciudad se merece y buscando acuerdos con todos los grupos".

En la consulta interna de Barcelona en Cómú para decidir la ruptura del pacto de gobierno con el PSC han participado 3.800 personas de las 10.000 previstas. 2.059 votantes, un 54,18%, se han inclinado por dar por acabado el pacto con el grupo de Collboni, mientras que 1.736, un 45,68%, eran partidarios de mantener el acuerdo de gobierno. El resto de votos ha sido en blanco.