Todo esta preparado y calculado. La cuenta atrás para la manifestación de este sábado a las 18 horas en el passeig de Gràcia ya ha empezado. Tal como ha pedido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la manifestación “tiene que ser masiva”. “Queremos que las calles de Barcelona se desborden”, ha añadido. La marea humana que se prevé no es poca. Por ello, incluso se ha dado la orden de reforzar el transporte público, con el objetivo de que quienes vengan de fuera no colapsen las arterias de la ciudad.

Colau ha reconocido que ha sido “una semana dura y de duelo, pero también una semana ejemplar por parte de la ciudadanía”. Tal como ha expresado, han sido los vecinos y vecinas quienes "han marcado el camino”. Una sociedad a la que llama a gritar por última vez 'no tinc por', lema que protagonizará una cabecera con unos protagonistas muy especiales.

LOS PROFESIONALES, EN PRIMERA LÍNEA

Tal como ha detallado la alcaldesa, serán los profesionales de todos los cuerpos de seguridad, sanitarios, trabajadores de la Cruz Roja y taxistas quienes encabecen la marcha. Además, con el objetivo de que el paso de la manifestación no se vea entorpecido hasta la plaça de Catalunya, el passeig de Gràcia reservará el tronco central al paso de la masa humana gracias a las vallas que se colocarán en los laterales. Si bien la cabecera se situará a la altura de la Gran Via (por debajo de las fuentes), el resto del público se irá situando detrás de esta.

Para dar un toque más emotivo, miles de voluntarios repartirán miles de flores rojas, amarillas y blancas a los asistentes y así dibujar una alfombra de pétalos con los colores de la ciudad de Barcelona. Tal como ha señalado la alcaldesa, “la manifestación tiene que ser de la gente”, y ha asegurado que “todo el mundo va a ser muy bienvenido a una manifestación que es de todos”. En total hay 853 periodistas y técnicos acreditados, de 191 medios de comunicación, los cuales proceden de 83 países distintos.

En el homenaje en la Plaça Catalunya del pasado viernes ya se dejaron ver las primeras rosas  / AM
En el homenaje en la Plaça Catalunya del pasado viernes ya se dejaron ver las primeras rosas  / AM

ACTO AUSTERO EN PLAÇA DE CATALUNYA

En cuanto el cuerpo de la manifestación llegue a plaça de Catalunya, el escenario acogerá un “breve acto austero”, ha anticipado Colau. En él, la periodista y protagonista de 'La Rambla de les Floristes', Rosa María Sardà, y la activista de la Fundación Ibn Battuta, Míriam Hatibi, harán una lectura de textos especialmente elegidos para la ocasión. Posteriormente, los violoncelistas Peter Thiemann y Guillem Gràcia seran los encargados de interpretar El Cant dels Ocells, obra maestra de Pau Casals y “símbolo de paz universal”, ha destacado Colau.

El acto será dirigido por el director del Teatre Lliure, Lluís Pasqual, y una gran pancarta con el nombre de Barcelona escrito por el artista Frederic Amat presidirá la tarima. Además, todo el escenario estará decorado con elementos florales, los cuales irán a cargo del Gremi de Floristes de Catalunya.

LA PRESENCIA DEL REY

Sobre la asistencia final del Rey Felipe VI, Colau ha asegurado que su presencia “no cambia nada” el planteamiento inicial. Tal como ha recordado, las autoridades estarán en una segunda línea con tal de ceder el protagonismo a los ciudadanos, aunque eso sí, agrupadas en un mismo bloque por cuestiones de seguridad.

Por último, la alcaldesa ha pedido a quienes vengan a la manifestación desde fuera de Barcelona, que utilicen el transporte público. Por su parte, Renfe ya ha comunicado vía Twitter que el sábado circularán 50 trenes especiales y que de los 500 trabajadores que cubrirán el refuerzo, muchos son voluntarios.