El Ayuntamiento de Barcelona tiene que lidiar con una nueva contienda judicial. Este martes, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha anulado la tasa para pisos vacíos de grandes tenedore, pero el consistorio no piensa quedarse de brazos cruzados. Como ha avanzado este martes el primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, el gobierno municipal "batallará" y recurrirá la sentencia que fue recurrida por la Asociación Española de Banca, algo que Pisarello ha tachado de "indecente".

"Me parece auténticamente indecente que estén batallando por una tasa de 633 euros por piso vacío, cuando la banca ha recibido a lo largo de estos años más de 60.000 millones que han salido del bolsillo de la ciudadanía", ha aseverado en declaraciones a los medios. Pisarello también ha avisado de que el Ayuntamiento hará todo lo que esté en su mano para garantizar el derecho a la vivienda.

En su sentencia, la sala de lo contencioso administrativo del TSJC estima el recurso que la Asociación Española de la Banca presentó contra la tasa de pisos vacíos, que fue aprobada en un pleno municipal en septiembre con los votos de los grupos de Barcelona en Comú y ERC. El tribunal considera que el Ayuntamiento no puede imponer una tasa de ese tipo sobre pisos injustificadamente vacíos, dado que es la Generalitat quien tiene competencias exclusivas en la materia, y los consistorios sólo las pueden ejercer en relación con la vivienda pública y de protección oficial.

REACCIÓN DE COLAU Y DE LA OPOSICIÓN

Tras conocerse el fallo, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado en un tuit: "Recurriremos la sentencia del TSJC que anula la tasa municipal a las entidades bancarias por tener pisos vacíos mucho tiempo".

Por su parte, los partidos de la oposición Ciudadanos y Demòcrates (PDeCat) ya han reprochado a Colau la medida y la han calificado de "populista" y de "fracaso".