Barcelona es la ciudad española que más turistas recibe. Esto le permite tener unos importantes ingresos que mantienen saneadas las cuentas municipales. Así, la capital catalana cerró el año 2015 con una deuda de 834 euros por habitante, la segunda más baja de España tras la de Sevilla.

La deuda de Barcelona ascendía a finales de 2015 a 1.338 millones de euros, una cuarta parte de la de Madrid, que alcanza los 5.390 millones de euros.

En este sentido, Madrid es la tercera ciudad española con mayor deuda por persona, concretamente 1.715 euros. La primera de la lista de las urbes con más de 100.000 habitantes es Alcorcón, que debe 2.166 euros por cada vecino. León, Zaragoza y Parla son los otros tres ayuntamientos más endeudados.

TENDENCIA POSITIVA

Desde 2012 la solvencia de los ayuntamientos acaba en situación "positiva”, como ocurrió en 2015. El endeudamiento de todos los municipios se redujo en un 6%, 2.714 millones de euros, con respecto al año anterior. De esta manera, la deuda municipal española se sitúa en 26.481 millones de euros.

Desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) atribuyen estos resultados a una buena gestión realizada por las entidades locales, que han cerrado sus ejercicios con superávit desde el año 2012 y ha superado los 7.000 millones de euros en 2016, el 0,64 % del producto interior bruto (PIB), según datos de esta entidad.

CIUDADES Y PUEBLOS MÁS ENDEUDADOS

Entre las cinco ciudades con más deuda también se sitúan Zaragoza, con 978 millones; Valencia, 868 millones, lo que supone 1.105 euros por habitante; y Málaga, 515 millones, y 905 euros por habitante.

Por debajo de estas ciudades, en el grupo de ayuntamientos de menos de 100.000 habitantes, hay también municipios con grandes deudas, de más de 150 millones de euros. Entre ellos destaca El Ejido (Almería), con 193,8 millones de deuda, un total de 2.254 euros por cada habitante.

Pero el endeudamiento por habitante más elevado se concentra en tramos de población inferiores, con casos como el de Monasterio de la Sierra (Burgos), con 48 personas en su censo y un gasto por cada una de ellas de 8.530 euros, o Puebla de la Sierra (Madrid), con 7.761 euros de gastos por cada uno de sus 73 habitantes.

Según indica el Tribunal de Cuentas en su informe, un mayor endeudamiento de los ayuntamientos en términos absolutos no se corresponde con una mayor deuda por habitante, y son los municipios pequeños, de menos de 5.000 personas, los que soportan una mayor carga si se reparte entre sus ciudadanos.