Los informes encargados por el Ayuntamiento de Barcelona para estudiar la remunicipalización del servicio de agua de la ciudad han costado a las arcas púbicas 179.904 euros, según informa Crónica Global. El importe ya se ha pagado.

La remunicipalización del servicio del agua es una de las principales causas del equipo de gobierno que lidera Ada Colau y que tiene en Eloi Badia al concejal que encabeza este proyecto, que cuenta con la firme oposición de la empresa concesionaria, Aigües de Barcelona, del grupo Agbar.

Badia ha impulsado igualmente la creación de la Asociación de Municipios para la Gestión Pública del Agua dentro del área metropolitana. Terrassa, otra de las ciudades que lleva más tiempo tratando la absorción de la gestión del servicio del agua, ha invertido casi el doble de dinero que Barcelona a los informes, 320.000 euros.

La comisión de gobierno del pasado 23 de febrero autorizó la partida destinada a dichos informes, que ha gestionado Barcelona Cicle de l’Aigua (Bcasa), cuyo consejo de administración se reúne el próximo martes en una reunión en la que se informará de los avances de dichos informes.