El Ayuntamiento de Barcelona no cobrará el impuesto de plusvalías a los terrenos que no han aumentado su valor tal y como dicta una sentencia del Tribunal Constitucional y que obliga al Gobierno a reformar la actual Ley de Haciendas Locales.

Las personas que consideren que pueden estar amparadas por la sentencia tienen que presentar una instancia al Ayuntamiento acompañada de documentación que acredite que su terreno no ha aumentado su valor, ha informado el gobierno municipal en un comunicado.

Los contribuyentes que ya hayan abonado las liquidaciones y que se encuentren en la misma situación podrán también presentar un recurso de anulación que se resolverá una vez se apruebe la nueva legislación con un documento del Ayuntamiento que acredite la suspensión del procedimiento.