Junto a cirios y flores, osos de peluche, pancartas o 'post-its' cubrieron los adoquines de la Rambla a modo de respuesta improvisada ante la tragedia del 17 de agosto. Ahora, el Museu d'Història de Barcelona (MUHBA) y Arxiu Municipal de Barcelona han aunado esfuerzos para acopiar y catalogar estos fragmentos de una acción de duelo comunitaria sin precedentes. El objetivo, digitalizar los 5.000 objetos y las 27 cajas de documentos escritos para trazar una memoria integral lo más representativa posible de aquella sobrecogedora réplica ciudadana.

Para la reconstrucción de esta “topografía del dolor”, como la ha bautizado el director del MUHBA, Joan Roca, el equipo ha contactado con ciudades recientemente acechadas por el terrorismo como París y Manchester, que también han optado por dar un trato memorial a la respuesta de las calles. “No es lo mismo cómo lo tratan los ingleses o cómo se hace desde el Mediterráneo”, ha explicado Roca, por lo que estas sinergías servirán para entender las diferentes formas en la que se vive el duelo en Europa.

IMG 9478

El horizonte para ver finalizada la digitalización es el primer aniversario del 17-A, un momento del duelo en el que este almacén virtual permitirá recordar la respuesta ciudadana ante el terror, ha avanzado el director de colecciones del MUHBA, Josep Bracons. El contenido de este memorial se volcará en la web www.notincpor.barcelona.cat, creada ex profeso para la manifestación que inundó las calles barcelonesas como condena colectiva de los atentados.

EL 75% DE LOS OBJETOS, PELUCHES

Mientras el MUHBA acopiará los objetos, el Arxiu Municipal se encargará de los documentos. El primero, seguirá el mismo protocolo de trabajo que aplica al resto de objetos de su colección. El primer paso, será la catalogación de los objetos en función del punto en el que fueron recogidos. En total, según ha detallado Bracons, se han contabilizado 149 memoriales diferentes a lo largo de la Rambla, algunos de los cuales son especialmente sensibles por la relación con las víctimas, otros de carácter más simbólico (como el mosaico de Miró), o enclaves elegidos por la ciudadanía por una cuestión funcional, como el quiosco, escenario ideal para pegar 'post-its'.

IMG 9465

En cuanto a los objetos, según el primer muestreo -resultado del estudio de dos de las cajas-, el 75% de estas señas de duelo son peluches, seguidos por juguetes, banderas o dibujos. El nexo común de estos tributos a las víctimas, ha destacado la responsable de conservación del MUHBA, Lídia Font, es que son especialmente personales e íntimos, como ejemplifican algunas de las camisas encontradas a lo largo de la Rambla. Y en cuanto a los objetos directamente relacionados con las víctimas o sus familiares, recibirán un trato diferenciado.

Por su parte, el Arxiu Municipal tiene por delante la tarea de conservar y catalogar las 27 cajas de documentos escritos en diferentes lenguas y soportes. El primero paso, según ha adelantado su directora, Montse Beltran, será combatir las patologías que presentan estos documenta como resultado de haber estado expuestos a un espacio exterior y, especialmente, de haber compartido escenario con cirios y velas. Entre los mensajes que más se repiten, ha detallado el técnico Zoel Fornies, el ampliamente coreado "No tenim por" y "Tenim por al fanatisme". 

IMG 9523 (1)

Todos estos fragmentos de los homenajes espontáneos, ha insistido el equipo, no se documentarán como piezas independientes, sino que será un proyecto general que pretende reconstruir para la posterioridad aquella respuesta ciudadana poniéndola en contexto

VELAS CONMEMORATIVAS

Además, este proyecto no solo pretende crear un memorial integral, sino que también dará uso a los más de 30.000 litros de parafina procedente de las velas recogidas que tomarán forma de cirios conmemorativos del atentado y se venderán con fines sociales. Concretamente, una parte de la parafina la manipulará la entidad La Llavor, que acoge a personas sin hogar y familiares de enfermos de la Vall d'Hebron de fuera de Barcelona y otra mujeres de centros penitenciarios.