El Ayuntamiento tiene un plan para acabar con el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca. El teniente de alcalde de Derechos de Ciudadanía del Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Asens, ha avanzado que el gobierno local prepara una estrategia para "vaciar" el CIE si no consigue su cierre, al menos temporal, por su falta de licencia municipal.

En una entrevista con Efe, Asens ha señalado que unos de los objetivos del gobierno de BComú-PSC es que "ningún vecino o vecina de la ciudad deba ser internado en un CIE". Para ello trabaja en una medida que evite que ingresen en el centro inmigrantes en situación irregular que no pueden ser expulsados del país y que, por ello, acaban saliendo tras 60 días de internamiento, igualmente sin permiso de residencia y sin poder regularizarse.

PROTEGER A LOS VECINOS

"Estamos trabajando una medida que intenta proteger a los vecinos y vecinas de la ciudad (irregulares) para que no sean internados en el CIE”, señala Asense. “Un poco como lo que ha pasado en Estados Unidos con las ciudades santuario que ahora (Donald) Trump quiere doblegar" y que el teniente de alcalde compara con Barcelona. Asens no ha dado más detalles de la iniciativa, pero el objetivo es "vaciar" de inmigrantes irregulares el CIE, de tal forma que "no se pueda privar de libertad" de forma temporal a personas por no cumplir los requisitos administrativos de residencia.

ORDEN DE PRECINTO

Sobre la orden de precinto del CIE de Zona Franca por "desobedecer" el de cese de actividades al carecer de licencia municipal dictada por el Ayuntamiento de Barcelona, Asens se ha mostrado convencido de que una vez cumplidos los dos meses para hacerlo de forma voluntaria, a principios de junio, el Ministerio del Interior no variará "su actitud de desobediencia".

El teniente de alcalde ha explicado que la demanda ante la Audiencia Nacional "ya está preparada" para presentarla cuando acabe el plazo y que, así, "sea la justicia la que decida, no si necesita licencia, que es indiscutible, sino si el hecho de no tener licencia es suficiente para cerrar el CIE de forma temporal hasta que la tenga".

CIERRE PROVISIONAL

En la demanda, el Ayuntamiento de Barcelona pide a la Audiencia Nacional que ordene cerrar provisionalmente el CIE y vaciarlo para que los Bomberos y los técnicos municipales puedan llevar a cabo las actuaciones necesarias para comprobar cuestiones de seguridad, pues ahora no se tiene la "certeza" de un buen funcionamiento. "Evidentemente, si está en condiciones de seguridad el CIE podría seguir funcionando", ha aclarado Asens, que ha reconocido que posiblemente sea así y que puede obtener la licencia.

Para Asens, es posible que el Ministerio se haya "enrocado políticamente" en no solicitar la licencia del CIE de Barcelona para no tener que asumir que todos los CIE de España la necesitan, cuando algunos de ellos "no reúnen las condiciones para obtenerla, como el de Málaga", ha opinado.

FALTA ADMINISTRATIVA

Asens ha señalado que las personas en situación irregular "no han cometido ningún delito, simplemente se han movido de un lugar a otro, y lo que presentan es una falta administrativa", que ha comparado con "saltarse un semáforo".

También ha asegurado que "ya se sabe" que la mayoría de personas que ingresan en el CIE no podrán ser expulsadas, por lo que ha considerado que es "una anomalía" y una prueba del "fracaso" de su funcionamiento.