“Es intolerable que quienes utilizaron el Palau para financiarse ilegalmente ahora lo usen para buscar la impunidad”, ha declarado este lunes el regidor de Transparencia, Jaume Asens. Tal como ha señalado el edil, el Consorci del Palau de la Música debería volver a acusar a CDC por las comisiones que presuntamente habría ingresado de Ferrovial, mediante el Palau como pantalla, a cambio de adjudicaciones de obra pública.

A pesar de la interpelación, si nada cambia, la acusación no se producirá. En la última reunión del viernes en el seno del Consorci y ante la ausencia del representante del Estado por motivos de agenda, la Generalitat hizo valer su mayoría frente al Ayuntamiento para rechazar la propuesta de Joan Llinares, actual responsable de los servicios jurídicos del Ayuntamiento y que además fue director ejecutivo del Consorci del Palau y quien reclamaba la acusación a CDC. De hecho, en 2010 el partido nacionalista formaba parte de la acusación, pero en 2011 la postura cambió a partir de su consolidación en el poder autonómico y hasta día de hoy se la mostrado inalterada.

EL MIÉRCOLES, FECHA LÍMITE 

Ahora, los días del calendario se agotan y el próximo miércoles el Consorci deberá presentar sus conclusiones al tribunal. Tras perder la votación, Asens ha instado a ERC a presionar a su socio político en el Govern de la Generalitat para que recapacite su postura. “El Govern debe de decir si quiere defender los intereses de un partido o de un país” ha sentenciado en su interpelación a la formación republicana. Tal como ha recordado, la misma portavoz d'ERC, Marta Rovira, no estaba al corriente de dicha postura convergente en la votación del Consorci. Ante esta circunstancia, si bien el edil ha “valorado positivamente el malestar” de la portavoz, también ha dicho “esperar a que este malestar se traduzca en acciones”. Ya que, a su forma de entender, “es intolerable que quienes utilizaron el Palau en su momento para financiarse ilegalmente, ahora lo usen para buscar la impunidad”.

Asens está convencido de que la decisión de la Generalitat forma parte de “una instrumentalización en defensa de los intereses del partido y no del país”. El edil cree que las pruebas aportadas por la Fiscalía y la acusación popular son lo suficientemente claras y contundentes para que el Consorci también se las pueda hacer suyas ante su particular acusación contra CiU por la presunta financiación ilegal del partido. Unas acusaciones que, además, quedarían avaladas tras las declaraciones de los testimonios y de los peritos en la última fase judicial.

6,5 MILLONES POR DAÑOS Y PERJUICIOS, EN EL AIRE

Ante la situación que se puede sobrevenir si nada cambia antes del miércoles, el regidor advierte: “Aquellos que buscan la impunidad de la corrupción son tan responsables como los que la provocaron”. Además, también ha considerado “irresponsable” no reclamar los 6,5 millones de euros que se estiman en concepto de daños y perjuicios al Palau de la Música, ya que el consistorio lo estima víctima del caso de corrupción y no parte implicada. Estas tesis del consistorio, además, vienen avaladas por el catedrático de la Universidad de Barcelona, Juan Córdoba Roda.

El ahora gerente de Trasnparencia del Ayuntamiento, Joan Llinares, ha pedido que los 6,5 millones de euros retornen al Palau, en lugar de irse a las arcas del Estado. Según considera Llinares, el Cas Palau ha supuesto un “desprestigio” de la institución cultural catalana que se ha de revertir, ya que fue “víctima como pantalla” para la “financiación política ilegal”. Cabe destacar que estos 6 millones y pico se reclaman solo en la cuestión de restaurar su imagen, ya que la totalidad del fraude está estimado en los 30 millones de euros.

LA GENERALITAT ESTIMA "INDEFENSIÓN"

Según ha esgrimido la Generalitat, incorporar los puntos que solicita el Ayuntamiento en la acusación supondría una “indefensión” hacia los acusados. Consideración que desde la administración local adjectivan de “argucia”, ya que es el mismo material que presentará la acusación popular al tribunal y que, por lo tanto, ya conocen los acusados. Además, “ha de ser el juez quien determine [indefensión]”, ha rememorado en regidor. “Es un argumento muy tramposo de una supuesta indefensión que no es real”; ha sentenciado.