La manifestación de este sábado en el centro de Barcelona es una muestra más del hartazgo al que están llegando los vecinos de la ciudad, que ven como poco a poco los precios de las viviendas de alquiler suben sin parar y, de momento, no se vislumbra el fin de este incremento, que empezó tímidamente en 2014. El año anterior había registrado los alquileres más bajos de la última década con una media de 681,69 euros, coincidiendo con el fin de la recesión (cuarto trimestre de 2013), y desde entonces no han dejado de subir.

Tanto que el precio medio de los alquileres nuevos en el último trimestre de 2016 ya era superior al registrado a finales de 2008, momento álgido de la burbuja inmobiliaria y antesala de la crisis económica que asolaría el país durante años. En ese año el precio medio era de 816,25 euros, mientras que a finales de 2016 ya era de 843 euros. Solo cuatro distritos (Nou Barris, Sant Andreu, Horta-Guinardó y Sants-Montjuïc) mantienen sus alquileres por debajo del precio que alcanzaron durante la burbuja. 

Evolución del precio medio del alquiler en Barcelona

PRECIOS POR DISTRITO

Decir que los precios del alquiler varían según el distrito es una obviedad y, en el caso de Barcelona, hay pocas sorpresas. Sarrià-Sant Gervasi (1.186€), Les Corts (1.020€) y el Eixample (953€) son los tres distritos con un alquiler medio más alto y ocupan, exactamente en el mismo orden, las tres primeras posiciones en Renda Familiar Disponible (RFD) per capita, según datos del Ayuntamiento de Barcelona correspondientes al año 2015, último con cifras oficiales.

En el extremo opuesto están Nou Barris (600€), Horta-Guinardó (684€) y Sant Andreu (688€), que también están en las tres últimas posiciones por RFD, aunque en esta ocasión Horta y Sant Andreu intercambian puestos. Junto a Sants-Montjuïc (715€), estos cuatro distritos son los que no han superado todavía los precios de 2008, aunque poco les falta. Entre medias se quedan Ciutat Vella (783€), Sant Martí (813€) y Gràcia (814€), que además son los que más se acercan a la media de la ciudad.

Alquiler por distrito

CUATRO AÑOS DE SUBIDAS

Los aumentos en el precio de los alquileres no son nuevos. Han subido una media del 23,6% en los últimos cuatro años después de tocar fondo en 2013. Un análisis por distritos depara algunas sorpresas como la presencia de Sant Martí en el puesto más alto con un 28% de incremento. El distrito cuenta con dos de los barrios más caros de la ciudad como son Vila Olímpica y Diagonal Mar, cuyos alquileres están al mismo nivel que Sarrià y Sant Gervasi-Bonanova. También tiene uno de los que más se ha encarecido: vivir en Provençals de Poblenou, junto a las Glòries, es ahora un 41% más caro que en 2013 (el alquiler medio ha pasado de 594 a 840 euros).

Ciutat Vella también está por encima de la media de la ciudad con un aumento del 24,88% en cuatro años. El céntrico distrito es un destino habitual para extranjeros que se mudan a Barcelona y cada vez tiene más demanda, sin olvidar que es uno de los más afectados por la proliferación de pisos turísticos ilegales. A pesar de que el precio medio del alquiler no llega a los 800 euros, la mayoría de los anuncios en los principales portales inmobiliarios no baja de los 1.000 euros.

Aumento  distrito