Los precios del alquiler no pueden subir de forma indefinida. O al menos eso es lo que piensa el portal inmobiliario Idealista. En el segundo trimestre del año, el alquiler en Barcelona ha registrado un leve descenso del 1,4% y se ha situado en 17,8 euros por metro cuadrado, un poco por debajo de los 18,1 euros del primer trimestre. Aunque la variación interanual sigue siendo del 10,6%, la cifra ya es considerablemente más baja que el 16,5% de aumento que se alcanzó en 2016. Aún así, Barcelona sigue siendo la ciudad más cara de España para alquilar por delante de Madrid (14,6 euros por metro cuadrado) y San Sebastián (12,8 euros).

“Los datos ponen de relieve algo que vengo repitiendo desde hace un año: no existe burbuja en los precios del alquiler”, ha declarado el jefe de Estudios de idealista, Fernando Encinar. “Aunque los precios han vuelto a subir en el segundo trimestre en muchas ciudades, el alquiler tiene tope y es algo que se está confirmando en Barcelona o Madrid. En ambas capitales el precio se estancó en los primeros 3 meses del año y en el segundo trimestre ya han registrado leves caídas”.

¿SE MANTENDRÁ LA TENDENCIA?

Desde el portal inmobiliario se muestran cautos respecto a lo que pasará en la segunda mitad del año, pero no descartan más bajadas. “Parece que los propietarios empiezan a asumir que las subidas tienen límite y que si quieren cerrar operaciones tienen que ajustar el precio a la baja para encontrar inquilino”, según Encinar. Barcelona es, junto a L'Hospitalet de Llobregat, una de las dos grandes ciudades catalanas que ha registrado descensos, algo que no ha ocurrido en Badalona, Manresa, Sant Cugat o Terrassa.

Encinar considera que la situación actual es consecuencia del desequilibrio entre la oferta y la demanda de viviendas de alquiler. “Hay que tener en cuenta que, en los últimos años, el alquiler se ha convertido en la opción elegida por miles de españoles para encontrar su casa. Pero este calentamiento en la demanda no va acompañado de un incremento similar en la oferta”. El portal inmobiliario tiene más anuncios que nunca (casi 10.000 solo en Barcelona), pero “no son suficientes”, por lo que considera necesario que las administraciones adopten nuevas medidas para aumentar el parque de viviendas de alquiler, ya sean incentivos fiscales o mejorando la seguridad jurídica para los propietarios.

COMPARATIVA DISTRITOS

La caída de los precios del alquiler en el segundo trimestre ha sido generalizada, aunque hasta cuatro distritos han registrado aumentos: Horta-Guinardó (6,5%), Sants-Montjuïc (+4,3%), Nou Barris (+2,3%) y Gràcia (+1,7%). En el apartado de los descensos destacan especialmente Sant Andreu (-7,4%) y Les Corts (-4,6%). En cuanto a los precios en términos absolutos, Ciutat Vella (20,2 euros por metro cuadrado), el Eixample (18,8 euros) y Sant Martí (18,6 euros) son los distritos más caros más alquilar, mientras que Sant Andreu y Nou Barris, con 12,2 euros por metro cuadrado, son los más baratos).

Para elaborar su informe, idealista se basa en los precios de oferta sobre metros cuadrados construidos correspondientes a las últimas actualizaciones de los anuncios del portal. En la recogida de datos se han descartado viviendas unifamiliares y ofertas cuyos precios estaban claramente desproporcionados y fuera de mercado en relación con el área geográfica, ya que en ambos casos su inclusión habría supuesto una distorsión de los resultados, aseguran.