Los vecinos del exclusivo barrio de la Mercè, en Pedralbes, han tumbado la última propuesta urbanística del Ayuntamiento de Barcelona. El equipo del  distrito que dirige Agustí Colom pretendía instalar una pérgola en una pista de fútbol no profesional, aprovechando una partida del Comisionado de Deportes para este tipo de instalaciones. Una cubierta sobre la cual el consistorio pretendía instalar una placa fotovoltaica que serviría para iluminar a todo el barrio. Pero los residentes de esta zona considerada de lujo la han rechazado frontalmente en una sesión informativa organizada por equipo del distrito de Les Corts.

El encuentro organizado en el Instituto Asuiàs March, que empezó a las 19 horas y se prolongó hasta pasadas las 21h, quería servir como punto de encuentro para debatir las cuatro obras urbanísticas que se quieren realizar en Pedralbes. Entre ellas, las de la Plaza del Coll de Finestrelles o el plan de reurbanización de la calle Ardena. Cuatro proyectos que requerirán una inversión de más de 2,3 millones de euros y entre las que se incluía la instalación de la placa fotovoltaica ahora en suspensión.

El concejal del distrito tuvo que aguantar los reproches de los vecinos que se quejaron en reiteradas ocasiones de que nadie les había preguntado si querían o no una instalación presupuestada en 450.000 euros. Colom defendía la instalación reiterando que “Esports dedica una partida y por eso tenemos el dinero para hacer cubiertas en espacios públicos y darles un mejor uso”. Pero la respuesta del también máximo representante de Empresa y Turismo del Ayuntamiento no convenció a los allí presentes.

EN 'STAND BYE'

“Los vecinos no queremos ahí la pista cubierta”, reprochaba una vecina, mientras que otra pregunta: “¿Quién lo ha pedido? La mayoría no”.  Pero no fueron los únicos. Una de las jóvenes que asistió a la reunión consideró que la cubierta de la pista entorpecería el sonido de la Fiesta Mayor del barrio que se celebra en este emplazamiento. A ella se sumó a otra asistente, que criticó la falta de información ya que su construcción no salió hasta el último Consell de Barri de Pedralbes, celebrado el pasado 16 de marzo. “Es que no sabemos de qué están hablando porque no hay ni un dibujo ni hay nada”, espetó al concejal.

Las horas pasaban y Colom reiteraba que había gente del barrio que se lo había comentado, pero su respuesta también fue cuestionado públicamente por los que acudieron a la sesión informativa. La única parte del proyecto que sí contó con la aprobación fue la instalación de las placas fotovoltaicas encima de la supuesta pérgola, ya que según algunos, “sería una innovación”. Pero la falta de información y consulta entre los residentes ha dividido por completo los caminos de los vecinos de La Mercè con el del Ayuntamiento.

Tras dos horas de reunión, y en vista que la propuesta municipal seguía sin convencerles, el político reiteró que “la mejora del barrio se hará” y que el tema de la pérgola “de momento la dejaremos en stand by” hasta trabajar mejor en el proyecto. Si finalmente no se llega a un acuerdo, el concejal insinuó que el dinero “se tendrá que destinar a otra partida de obra deportiva”. Veremos si, finalmente, los vecinos de Pedralbes firman la crónica de un revés anunciado.