El Tribunal de Cuentas denuncia supuestas irregularidades en las obras del AVE en el trazado de la estación de La Sagrera, entre las cuales pagos indebidos de dinero público que ascienden a 133,8 millones de euros, según un informe preliminar al que ha tenido acceso El País. En él, el órgano fiscalizador revela “graves incidencias” en la ejecución de siete contratos que incluyen la inflación de precios, el pago de obras no ejecutadas, certificaciones abonadas por adelantado, plazos sin cumplir y la adjudicación indebida de contratas menores.

Concretamente, el informe apunta a sobrecostes que se cifrarían en un 18% en al menos siete expedientes y a varias obras pagadas sin contrato previo. Además, el órgano considera “injustificados” algunos de los incumplimientos de los plazos de terminación de las obras, que han llegado a alargarse incluso más de un año. Por eso, el Tribunal de Cuentas considera que existen importantes deficiencias en la preparación del trazado ferroviario del AVE. 

El Tribunal de Cuentas, según informa El País, lamenta especialmente el agravio para las arcas públicas derivado de la mala planificación del proyecto y sus consecuentes -y numerosas- ampliaciones. Para el órgano fiscalizador, estas constantes modificaciones de varios proyectos, así como el hecho de añadir obras complementarias sin justificación aparente, obedecían a una clara voluntad de tapar sobrecostes indebidos. 

Por ejemplo, según el informe, los auditores observan que en 2014 se pagaron 77 millones a la constructora a cargo de los accesos a la estación de La Sagrera -previstos para 2020- cuando el valor de la obra acometida era de 58. Por lo tanto, el organismo concluye que no solo se pagó la obra antes de su ejecución, sino que además se hizo con un sobrecoste injustificado, algo que se repite en más expedientes.

UN CASO EN LOS TRIBUNALES

En el informe, el tribunal reitera que actualmente dos juzgados de Barcelona investigan supuestos delitos de falsedad, malversación de caudales públicos y cohecho que implicarían a 14 imputados. La investigación en curso trata de esclarecer si empleados de las empresas contratistas se vieron con personal de la empresa pública Adif, a cargo de las infraestructuras ferroviarias, para tener preferencia en la adjudicación y ejecución del contrato para las obras del AVE.

La investigación llevó a la detención de directivos de Adif y directores de obras acusados de formar parte de esta trama que inflaba certificados de las obras de La Sagrera con un sobrecoste que se estableció en unos 84 millones de euros, una cifra que podría ascender según este último informe del Tribunal de Cuentas. A estos datos debe sumarse la operación del 2014 que también destapó irregularidades en las obras de este mismo tramo. 

De hecho, el informe parte de los alegatos presentados por el presidente de Adif, Juan Bravo, en octubre de 2014, cuando denunció ante la Fiscalía Anticorrupción las irregularidades de siete expedientes relativos a la estación de La Sagrera.