Fotos, palos-selfies y paraguas-guía entre el pescado, la fruta y algún que otro zumo de frutas para turistas. Es el mercado de la Boqueria, el mejor mercado del mundo y en el que, con permiso de los mercados de Bombay, se aglomeran más personas por metro cuadrado. Para velar para la convivencia, el Ayuntamiento ha contratado a tres personas para que trabajen como agentes cívicos en el interior de las instalaciones. En parejas eso sí, y solamente los viernes y sábados.

Esta apuetsa forma parte de la medida de Gobierno del pasado 14 de febrero. Una idea horneada en tiempos invernales, pero pensada para la época en la que el termómetro se dispara. Tal como ha explicado la regidora de Comerç, Monsterrat Ballarín, estos agentes serán los responsables de dar información a los usuarios y velar para que las normas del recinto se cumplan. A la vez, ayudarán a “hacer más amable el mercado y recuperar su esencia”.

VETO A GRUPOS DE MÁS DE 15 MIEMBROS

Los tres agentes cívicos han sido formados en la empresa pública B:SM y saben hablar distintos idiomas, tal como ha detallado Ballarín. Un cuerpo que se complementará al que se suele situar a las puertas del espacio gastronómico y que regula la afluencia de visitantes. De hecho, la incorporación de estos nuevos agentes se hará simultáneamente a la entrada en vigor del veto a grupos de más de 15 miembros.

Ballarín ha insistido que, con la medida, “toda la ciudadanía podrá ir a adquirir productos frescos” con “toda la tranquilidad y con la mayor comodidad posible”. “Pienso que estamos trabajando de forma firme y decidida en hacer que el mercado de la Boqueria sea un espacio cómodo”, ha considerado la regidora socialista.

MÁS VIGILANCIA

Otro de los aspectos que se verá reforzado será el de la seguridad. El Ayuntamiento instalará cinco videocámaras más y se reforzará el horario de los agentes de seguridad los viernes y sábados. Por último, el consistorio continúa su tarea de liberar espacio de la instalación mediante el traslado de algunas paradas a otros puntos de la superfície gastronómica. Desde 2016 hasta día de hoy, un total de 24 negocios han recuperado su licencia. Además, otras 19 de las 225 paradas se han trasladado de zona con el objetivo de “facilitar la compra a los vecinos y vecinas”.