La recuperación económica de Barcelona se fundamenta un año más en la mejora del sector turístico, que en 2016 volvió a marcar un récord histórico no solo en la Ciudad Condal, sino en toda la provincia. Según el XV Informe Territorial de la Demarcación de Barcelona, elaborado por la Cambra de Comerç y la Diputació, el año pasado se registraron casi 34 millones de pernoctaciones, un 6,4%, y la tasa turística supuso unos ingresos de 32 millones de euros para las arcas públicas (que se reparten la Generalitat y los ayuntamientos).

“El turismo nos ha salvado una parte importantísima de la crisis y es la primera industria, por lo que la tenemos que cuidar y conservar”, ha declarado el presidente de la Cambra de Comerç, Miquel Valls, durante la rueda de prensa para presentar el informe. “No quita que Barcelona tenga una larga tradición industrial, especialmente en el sector del automóvil”. La ciudad de Barcelona sigue siendo el destino preferido con mucha diferencia: más de 20 millones de pernoctaciones y 25 millones de euros recaudados por la tasa turística.

Ingresos de la tasa turística por comarcas / INFORME TERRITORIAL 2017

También fue un buen año para el resto de comarcas, en las que el turismo volvió a ser un elemento clave y un motor de la economía. Con más de 4,7 millones de turistas (+16,6%) y 13,55 millones de pernoctaciones (+7,9%), los alrededores de Barcelona se beneficiaron del aumento de las plazas de alojamientos turísticos y de las campañas de promoción de la provincia como alternativa a la Ciudad Condal, que quiere controlar más la llegada de visitantes por la congestión que se produce en ciertas zonas de la ciudad como Ciutat Vella.

MÁS EMPRESAS, MÁS EMPLEO

La consolidación de la actividad económica en la provincia también se ha reflejado en el número de nuevas empresas. El año pasado se crearon unas 4.500 compañías (aproximadamente la mitad en Barcelona ciudad) y en los últimos tres años el número asciende a más de 13.000. Esto ha permitido también reducir el desempleo en casi 133.000 personas y aumentar los ocupados en más de 200.000 desde 2013, aunque sea a costa de contratos temporales y con sueldos bajos. Con todo, todavía faltan un par de años para recuperar las cifras de empleo precrisis.

En la provincia de Barcelona hay 87.500 empresas, casi la mitad en la Ciudad Condal / INFORME TERRITORIAL

Los servicios, que incluyen al sector turístico, volvieron a ser los más activos en número de contrataciones. Según los datos de la Cambra y la Diputació, el 82% de las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social de 2016 en la provincia de Barcelona correspondieron a los servicios. En términos absolutos el sector de la construcción fue el más activo con un crecimiento interanual del 6,1%, mientras que en la industria las nuevas contrataciones aumentaron un 2,8%.

LA FACTURACIÓN SE CONCENTRA

La mitad de la facturación de la provincia de Barcelona, que en total asciende a 265.917 millones de euros, se concentra en apenas 383 de las 87.500 empresas de la demarcación. De hecho, el 80% de las compañías factura menos de un millón de euros y solo el 3,5% ingresa más de 10 millones. Aun así, las compañías que más facturan solo ocupan al 28% de la fuerza de trabajado de la provincia. El Baix Llobregat es la comarca que más volumen de negocio genera por habitante con 60.209 euros, seguido del Barcelonès con 59.021 euros.

En los últimos tres años no solo se han creado más empresas, sino que también son más las que exportan. El porcentaje en la provincia de Barcelona ha crecido del 7,3% en 2014 al 8,1% en 2016, siendo la industria el sector en el que más empresas exportan con un 24,1%, mientras que los servicios se quedan en un 6,7%. Por comarcas, el Vallès Oriental es la más dinámica y un 12% de sus empresas exporta, seguida de Vallès Occidental y Baix Llobregat (10,6%), Anoia (10,5%) y Alt Penedès (10,4%). El Barcelonès se queda en un 6,3% porque tiene más empresas y muchas dedicadas a los servicios.