Las grandes tragedias sacan lo mejor de las personas... y también lo peor. Una mujer ha intentado capitalizar el atentado del pasado 17 de agosto en Barcelona y Cambrils para montar una estafa y pedir dinero para sufragar gastos médicos para su hija y su nieto. Ambos, según la versión de Maria Tores, habrían sido heridos el 17-A y necesitarían hasta 4.000 euros para pagar facturas. El diario El Mundo ha destapado el caso y, tras una investigación, ha expuesto a la falsa víctima, que ni siquiera viviría en España a pesar de asegurar que es de Valencia.

“Me llamo Maria Tores, de Valencia, España, madre de Teresa Tores y abuela de Antonio Tores. Mi hija y su hijo fueron dos de las víctimas del ataque de Barcelona”, explica la presunta estafadora en la página de crowfunding youcaring.com. “Los gastos totales son de unos 8.000 euros y el seguro solo cubre la mitad. No somos ricos o pudientes. Solo nos tenemos los unos a los otros”, prosigue. Hasta el momento de la publicación, la campaña ha conseguido recaudar más de 1.300 euros para pagar una cirugía cerebral para su nieto Antonio.

HISTORIA DE UN FRAUDE

Lo primero que despertó las sospechas de la periodista de El Mundo fue el poco “conocimiento del sistema sanitario español”, ya que resulta poco creíble que un herido en el atentado se viera obligado a pasar por el quirófano en la sanidad privada. Una intervención cerebral urgente sería atendida por cualquier hospital público, algo que, sin embargo, no tienen por qué saber fuera. En un primer intento, Maria Tores hizo una campaña para recaudar fondos en Gofundme.com, una plataforma usada mayoritariamente por anglofónos.

Otro de los detalles que despertaron las sospechas fue que todos los integrantes de la familia -abuela, madre y nieta- tenían el mismo primer apellido (muy poco probable). Estas inconsistencias llevaron al diario a contactar con la mujer por Facebook, que les iba dando largas para no hablar con ellos por teléfono. Al no recibir respuesta, se pusieron en contacto con la plataforma, que tampoco consiguió contactar con ella y bloqueó la cuenta y devolvió los donativos. La campaña en Youcaring.com sigue activa.

El fin de la historia lo escribió la Consejería de Sanidad de la Generalitat, que no encontró en la relación de víctimas a ningún Antonio Tores, que supuestamente falleció hace unos días al no conseguir los fondos necesarios par a la operación. Tampoco había empadronados en España con el nombre de la abuela. Después de eso, Maria bloqueó a la periodista en Facebook.