Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado viernes a un individuo que atracó un supermercado con una pistola de fogueo, con la que amenazó a la cajera y a los clientes. Al salir del negocio varios transeuntes consiguieron retenerlo hasta que llegaron los policías.

Según la policía catalana, el hombre, que llevaba una bufanda negra para cubrirse la cabeza, irrumpió en el comercio mientras un cliente estaba colocando la compra en la caja y otro pagando.

El atracador amenazó con la pistola a la dependienta y a los dos clientes. La trabajadora le abriera la caja, de la que extrajo 710 euros de la recaudación y los metió en una bolsa, según puede observarse en una filmación de la cámara de seguridad.

El robo, que fue perpetrado en pocos minutos, se produjo a las 19 horas en un supermercado del barrio de Sant Andreu.

Al salir del establecimiento, varios testigos retuvieron al hombre y dieron aviso a la policía, que envió a una patrulla que finalmente le arrestó.