Además de la manifestación convocada por Societat Civil Catalana para conmemorar el día de la Hispanidad, colectivos de ultraderecha y antifascistas se han concentrado y marchado este jueves por separado en las inmediaciones de plaza de España y de la estación de Sants, en Barcelona, en defensa de la unidad nacional los primeros y en contra de la represión los segundos.

La primera de las marchas ha arrancado a las 11.30 horas liderada por Democracia Nacional y ha congregado a unas 200 personas, que han marchado sin incidentes y bajo una intensa vigilancia de Mossos los d'Esquadra entre la plaza de España y la plaza de Sant Jordi, en la subida hacia Montjuïc.

Tras una pancarta con el lema "Siempre unionistas", han exhibido banderas de España, algunas preconstitucionales o con simbología ultra, y han coreado lemas como "No nos engañan, Cataluña es España", "Patriotas de Blanquerna, absolución", "Puigdemont a la prisión" o "Rajoy traidor, defiende a tu nación".

Colectivos de ultraderecha portan banderas preconstitucionales mientras queman banderas esteladas y propaganda independentista durante una manifestación en defensa de la unidad nacional en la plaza de Sant Jordi, en Barcelona. EFE/Toni Albir
Colectivos de ultraderecha queman esteladas durante la manifestación de la ultraderecha/ EFE/Toni Albir

Una media hora más tarde ha partido desde las inmediaciones de la estación de Sants una manifestación de signo contrario bajo el lema "Vuestra represión no nos hará retroceder", convocada por colectivos antifascistas, que ha congregado a cerca de un millar de personas y que igualmente se ha desarrollado sin incidentes.

Sin un recorrido anunciado de antemano, según fuentes policiales, la protesta ha discurrido por el paseo de Sant Antoni y Creu Coberta hasta el Mercat d'Hostafrancs, donde un grupo de antidisturbios ha impedido su acceso a la plaza de España para evitar posibles enfrentamientos con simpatizantes de ultraderecha.