Conocido como el Spiderman francés, Alain Robert ha demostrado este lunes en Barcelona el porqué de dicho apodo. El escalador de 55 años ha trepado sin cuerda el cuarto edificio más alto de la capital catalana, el Hotel Melià Barcelona Sky.

Ataviado únicamente con sus pies de gato y con una bolsa de magnesio como material especializado, el escalador galo ha tardado 20 minutos en llegar a la terraza que hay en la azotea del hotel, donde le estaban esperando dos agentes de la Guardia Urbana, que le han abierto un expediente por incumplir la ley de seguridad ciudadana.

La multa, que oscilará entre los 100 y 600 euros, no parece importar a Alain Robert, quien ha subido una foto a su Facebook del momento en el que se encontraba con los agentes, a los que ha confundido con la Guardia Civil.

La noticia de la ascensión ha aparecido en medios de todo el mundo, como el USA today o Euronews. Alain Robert ha coronado más de 100 emblemáticos edificios de todo el mundo como la Torre Eiffel, el Golden Gate Bridge de San Francisco o el Burj Khalifa de Dubai. En Barcelona también protagonizó la ascensión, con el mismo método, a la torre Agbar.