Siete juzgados catalanes investigarán la actuación de los Mossos d'Esquadra por no haber impedido la votación del referéndum de este 1 de octubre, tal como ordenaba el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Las diligencias se han abierto, en unos casos de oficio y en otros a raíz de denuncias de particulares, en juzgados de Barcelona, El Vendrell, La Seu d'Urgell, Lleida, Cerdanyola del Vallès, Santa Coloma de Gramenet y El Prat de Llobregat.

Un juzgado de Barcelona ha abierto diligencias a raíz de una denuncia por lesiones presentada contra la policía, por heridas sufridas en la operación desplegada para cerrar locales designados como puntos de votación del referéndum.

Por su parte, el juzgado de instrucción número 3 de El Vendrell investiga la denuncia que un particular ha presentado contra la Generalitat por el uso de sus datos en la votación y otras dos por "votaciones ilegales".

DENUNCIAS POR "PASIVIDAD"

Respecto a las investigaciones contra los Mossos d'Esquadra, que podrían acabarse acumulando en una causa común, el juzgado instrucción número 7 de Barcelona ha abierto diligencias a raíz de la denuncia de un particular que la ha presentado este domingo en los juzgados de guardia de la capital catalana.

También a raíz de la denuncia de un ciudadano por la pasividad de la policía catalana ante el referéndum, ha abierto diligencias el juzgado de instrucción número 3 de El Vendrell (Tarragona).

Por su parte, el juzgado de instrucción número 2 de La Seu d'Urgell (Lleida) ha abierto, de oficio, diligencias por desobediencia a la orden de la juez del TSJC Mercedes Armas por haberse celebrado la votación en al menos siete locales, por lo que se ha pedido información a los Mossos d'Esquadra.

También el juez de instrucción número 4 de Lleida ha abierto diligencias de oficio por el mismo motivo que el de La Seu, en relación con los espacios designados en la ciudad como centros de votación del 1-O, y se ha requerido información a la policía catalana.

El juzgado de instrucción número 7 de Cerdanyola del Vallès (Barcelona) ha abierto diligencias previas a raíz de varias denuncias de particulares contra los Mossos por su inactividad ante el referéndum.

A esta denuncia se le suman otras dos por delitos de desobediencia recibidas por el juez de guardia de El Prat de Llobregat, correspondiente al juzgado de instrucción 4, por la inacción de los Mossos en un centro de votación. Asimismo, el juez de instrucción número 2 de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) ha recibido una denuncia de un particular contra los Mossos por su pasividad en el caso de una escuela que estaba abierta en este municipio como centro de votación.