Susto en la costa barcelonesa. La Guardia Civil rescató el pasado sábado una embarcación de recreo por correr riesgo de hundirse por una abertura de agua en el casco. El barco en cuestión, en el que viajaban siete tripulantes -cuatro de ellos, menores, navegaba a una milla del Puerto de Barcelona (poco más de 1,6 kilómetros de distancia).

El Instituto Armado ha informado este martes de un suceso que se vivió hace tres días, cuando Salvamento Marítimo alertó de la situación a una patrullera del servicio Marítimo de la Guardia Civil. Al llegar al punto indicado, comprobaron que la motora tenía una abertura en la tobera de refrigeración del motor. Una grieta por la que la embarcación sufría riesgo de hundimiento.

Inmediatamente, todos los tripulantes fueron evacuados excepto el patrón, a quien ayudó un miembro de la patrullera a achicar el agua y a remolcar hasta el puerto de Badalona la embarcación.