El estand antimachista que el Ayuntamiento abrió hace un mes en el Paseo Marítimo ha atraído por igual a hombres como a mujeres. El espacio se encuentra en uno de los principales reclamos en ocio nocturno de la ciudad donde la fiesta y el descontrol acaba en (muchas) ocasiones con una agresión sexual. Desde una violación en el caso más extremos hasta insultos, vejaciones y tocamientos. Y ante todos estos tipos de acoso, el consistorio ofrece asesoramiento, información y acompañamiento. Una nueva opción a pie de fiesta que ha atraído a un total de 458 personas, de las cuales el 49% eran hombres y el 51%, mujeres.

“Valoramos positivamente el interés que despierta un tema que muchas veces ha sido un tema de mujeres que debían solucionar las mujeres, y nada más lejos de la realidad. Tiene que haber una implicación de los hombre y de los espacios de ocio nocturno”, explicaba este martes la regidora de Feminismos y LGTB, Laura Pérez. De hecho, como ha especificado la regidora, en el primer fin de semana, "había más chicos que chicas que se habían acercardo". Pero cuando tocaba pasar a la acción, en el 90% de los casos son ellas las que están en el punto de mira. 

UN PERFIL JOVEN Y LOCAL

Entre las consultas que se han atendido en el estand en su primer mes de funcionamiento, las más habituales eran conocer los servicios municipales disponibles antes casos de acoso sexual, saber exactamente qué se entiende por violencia machista o cómo actuar ante un caso de este tipo. Además, algunos se han acercado para conocer el marco legal ante las agresiones homófobas.

Otro dato destacable es que el 45% de las personas que se ha acercado a informarse tenía edades comprendidas entre los 19 y los 25 años y el 51%, reside en la capital catalana. “Llegamos a un número importante de chicos y chicas, sobre todo jóvenes de la ciudad, pero también que vienen a visitar la ciudad. Personas que en todo caso no se han dirigido a otros puntos habilitados contra la violencia machista, lo cual es un dato positivo”, puntualizaba la también regidora de Sants-Montjuïc. Pero la campaña ha ido mucho más allá del estand situado en el cruce de Paseo Marítimo con la calle Trelawny.

IMG 2118
El estand está situado en el cruce de Paseo Marítimo con la calle Trelawny.

13 ACTUACIONES CONTRA EL ACOSO SEXUAL

Dos de los cuatro expertos que trabajan en la campaña nocturna antimachista no se quedan en el espacio morado donde se lee en varios idiomas un rotundo 'No es no'. Una pareja recorre el Paseo Marítimo para actuar ante casos flagrantes. Y en estos 30 días de patrulla, han atendido a 13 personas, de las cuales aproximadamente el 60% eran chicas que no residían en la ciudad. Casos en los que ha habido tocamientos, persecuciones o violencia verbal, como explicaba Pérez, “pero no hemos registrad ningún caso de acoso grave”, como una violación, puntualizaba. En total, 471 personas atendidas.

El Ayuntamiento quiere esperar a que finalice esta campaña estival para poner las conclusiones finales encima de la mesa, pero como ha explicado Pérez, pedirán a los locales de ocio que también sea partícipes en la lucha contra el acoso cuando pase entre sus paredes. “Estamos registrando casos de agresiones dentro de los espacios de ocio nocturno, en los bares y los discotecas. Tenemos que poder trabajar también con los trabajadores, los empresarios de estos locales para hacerlos corresponsables”.

FullSizeRender copia
El Ayuntamiento ha repartido 38.000 unidades de material informativo / M.S.

AMPLIACIÓN DE HORARIO Y RECORRIDO

Tras el primer mes de prueba, el consistorio también ha concluido que debía modificar el horario de atención pasándolo de las 00:00 horas y las 06:00 horas, coincidiendo así con la actividad de los propios locales de ocio nocturno. Asimismo, ha decidido ampliar a la Vila Olímpica el itinerario de la pareja que recorría las zonas de discotecas y bares y mantener de forma puntual este tipo de acciones.

En concreto, las fiestas mayores de Gràcia y las de Sants contarán con espacios de asesoramiento e información ante el acoso y la violencia sexual, siguiendo los pasos de la Fiesta de la Mercè. La misma que este año no tendrá uno sino dos estands en los que se dirá alto y claro: No es no.