Las autoridades españolas están a la espera de que Turquía formalice la petición de extradición del periodista y escritor Hamza Yalçin, de 59 años, detenido en el aeropuerto de El Prat (Barcelona) el pasado 3 de agosto. La Justicia turca tiene hasta el 11 de septiembre para entregar toda la documentación.

Según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, sobre Yalçin pesa una orden internacional de detención emitida por las autoridades turcas por un delito relacionado con el terrorismo, por lo que al pisar el aeropuerto de la capital catalana fue detenido por la Policía Nacional, que le puso a disposición del juez de guardia de la Audiencia Nacional Ismael Moreno.

Tras negarse a ser extraditado a Turquía, el magistrado, a petición de la Fiscalía, le envió a prisión provisional, siguiendo así los trámites del Convenio europeo de extradición, que establece que el juez puede ordenar la prisión o la libertad para un detenido mientras se tramita la entrega al país solicitante.

NO TIENE ARRAIGO EN ESPAÑA

Según las fuentes consultadas, Moreno acordó la medida de prisión provisional debido a que el periodista no tiene ningún tipo de arraigo en España. De hecho, en El Prat sólo estaba haciendo escala camino de Londres.

Tras conocerse la noticia, el regidor Jaume Asens ha sostenido que su extradición es un acto de complicidad con la vulneración de los Derechos Humanos. A través de un tuit, Asens ha pedido la libertad “inmediata” del periodista con doble nacionalidad turco-sueca.

 

 

Poco después, era la alcaldesa de Barcelona Ada Colau la que hacía lo propio en su cuenta personal de Twitter: