El extesorero de CDC Daniel Osàcar, acusado por las supuestas comisiones ilegales del partido, ha apelado este viernes al tribunal en su turno de palabra al final del juicio del caso Palau para defender que es un hombre "íntegro, honesto y honrado" y ha confiado en su absolución.

En la última sesión del juicio, Osàcar ha acusado al fiscal Emilio Sánchez Ulled -que pide para él ocho años de cárcel por tráfico de influencias- de querer silenciarlo al hacerle pocas preguntas en su interrogatorio como acusado. "Sin duda, fue una decisión inteligente pero poco equitativa", ha reprochado al fiscal, y ha añadido que sí pudo explayarse en las respuestas a las preguntas de su abogado.

LA SENTENCIA, TRAS EL VERANO

El juicio ha quedado visto para sentencia a las 11.38 horas de hoy, tras más de cuatro meses de sesiones, en una macrocausa cuyo fallo se notificará después del verano, según ha anunciado la presidenta del tribunal, Montserrat Comas.

El juicio por el saqueo del Palau de la Música, perpetrado por Fèlix Millet y Jordi Montull, se inició el pasado 1 de marzo y ha finalizado tras más de una treintena de sesiones, centradas especialmente en tratar de determinar si CDC cobró "mordidas" de la constructora Ferrovial a través de la institución cultural.

Antes de que acabara el juicio, Montserrat Comas, la presidenta del tribunal, de la sección décima de la Audiencia de Barcelona, ha agradecido a todas las partes su contribución para que la vista se haya podido celebrar sin ninguna incidencia. "Ahora continúa una labor en solitario del tribunal. Es un trabajo que nos obliga a estudiar muchos documentos, a ponderar y a deliberar todas las cuestiones que las partes nos han pedido y a redactar la sentencia -el ponente es el magistrado Julio Hernández-. Nos queda mucho trabajo", ha indicado Comas.