A La Modelo le queda justo un mes de vida como centro penitenciario. El próximo 8 de junio, un día antes del 113 aniversario de su apertura, el último preso abandonará su celda para ser trasladado junto al resto a Brians 1 y Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). Ese será el emplazamiento provisional hasta que abran la prisión de día (2021) y la cárcel para preventivos (2025), ambas en la Zona Franca. Pero la decisión celebrada en el Eixample ha sido recibida con recelo entre sus próximos vecinos. Una incertidumbre hemos abordado con el presidente de la Coordinadora de la Marina, Elí Rolando, y el vocal y tesorero de la misma entidad, Abdó Florencio.

¿Cuándo surgió la idea de ubicar las futuras cárceles en la Zona Franca?
Abdó Florenci: Hace unos 10 años. En tiempo del tripartit ya se decía que se tenía que construir la prisión en tres solares ubicados en la Zona Franca. El tema estaba medio parado pero con el nuevo gobierno se retomó. Ahora lo que han hecho es desestimar el tercer solar y recalificar el suelo para poder cambiar su uso de industrial a equipamiento y para que (los edificios) tengan más altura.

Entonces, la propuestas estaba encima de la mesa desde hace tiempo pero, ¿cómo se enteraron de que la previsión iba a ser una realidad en 2021?
Abdó: Por la prensa. Es más, el día 28 de enero ERC hizo un acto de partido en la plaza de La Marina al que vino Oriol Junqueras, Alfred Bosch, la consellera de distrito… Cuando acabó el acto, le dije al vicepresidente: “Oriol, sobre el tema de prisiones nos tenemos que sentar con la coordinadora y hablarlo”. Y él me respondió: “No os preocupéis que no vendrán”. Hace un par de semanas, hablando con el conseller de Justicia, Carles Mundó, nos dijo que la decisión se había firmado el 10 de enero. Es decir, el señor  Oriol Junqueras nos engañó por toda la cara diciendo que las prisiones no vendrían cuando hacía ya 18 días que lo tenían firmado. Dos semanas después, vimos por la prensa que las prisiones vendrían aquí sin haberlo consensuado con los vecinos.

¿Y cómo se lo han tomado?
Abdó: A ver, se han hecho sondeos y hay quien estar a favor porque dicen que en algún sitio tienen que estar y también hay vecinos que muestran su indiferencia. Pero la gran mayoría no las queremos.

¿Han hecho asambleas para conocer la opinión de todos ellos?
Elí Rolando: No, asambleas no hemos hecho.
Abdó: No, pero hay una cosa que hoy en día vale mucho y es lo que te dicen por Whatsapp y lo que lees en Facebook. También en algunos foros en cuyas votaciones ha ganado el que no se quería la cárcel.

Me comentaban antes que hay otros emplazamientos en los que se podrían construir los nuevos centros penitenciarios. ¿Dónde exactamente?
Lo que decimos es que si son dos prisiones y en Barcelona hay todavía algún sitio para construir, repartámoslas. Una puede ir en la falda de Collserola o en La Sagrera, donde todavía queda territorio para construir, y la otra aquí.

FullSizeRender
De izqda. a dcha., Juan Antonio Reyes, Elí Rolando y Abdó Florenci, miembros de la Coordinadora de La Marina

Pero la propuesta municipal es concentrarlo todo en Zona Franca.
AF: Sí. En el momento en el que estén en funcionamiento, si el Gobierno central no cierra el CIE, en el Prat Vermell habrá un centro de día, uno de preventivos y un CIE. Seremos el primer territorio a nivel mundial por kilómetro cuadrado que tenga más cárceles a nivel mundial. Vendrán 800 reclusos al centro de día y 700 al régimen de preventivos. Es decir, tendremos una población reclusa de 1500 presos (sin contar el CIE).

ER: El CIE es una lacra que hemos tenido siempre. En el año 52, cuando yo llegué aquí a vivir, al lado del Polvorín junto al estadio estaba el CIE de entonces que tenía la misma función que el de ahora. Pero en aquel momento no se llamaba CIE, sino que era el Palacio de Misiones (situado tras el Museo Nacional d’Art de Catalunya).

Según ustedes, ¿cuál será el principal problema?
AF: El centro de día para 800 personas. Nos sigue tocando la china a nosotros y no estamos conformes con que estén aquí. Si tienen que estar no habrá más remedio pero, ¿qué le cae a mi barrio?

Ese es el siguiente punto. ¿Ustedes han propuesto o pedido alguna contraprestación?
AF: Nosotros hemos puesto una serie de peticiones encima de la mesa que ya las pedíamos años atrás: un centro de día, una residencia, un polideportivo… De momento hemos dejado caer lo que nos hace falta en La Marina y veremos qué es lo que nos llega.

Se han reunido con miembros del departamento del prisiones y con el Conseller de Justicia, Carles Mundó hace unas semanas. ¿Qué han sacado en claro de estos encuentros?
AF: Le propusimos crear una comisión de seguimiento, pero el conseller consideró que eso lo que haría sería ralentizar las cosas y que lo veía poco viable. Dijo que nos mantendrían informados pero cada dos tres meses, si no sabemos cómo está la cosa, nos costará poco llamar y preguntar.

No tienen intención de quedarse de brazos cruzados...
Nosotros no damos la pataleta y ya está. Nosotros hemos empezado a tirar de hilos pero tirando de arriba y teniendo contacto a alto nivel con personas que puedan tomar decisiones y que nos puedan ayudar de primera mano. Y si no hay más remedio, tendrá que haber contraprestaciones.