200.000 balas. Esa es la cantidad de munición que quiere comprar la Guardia Urbana de Barcelona por 54.000 euros (o menos). Así se desprende del concurso público que ha abierto el Ayuntamiento de Barcelona y que ha publicado el portal de Contratación Pública de la Generalitat. Según los pliegues de la licitación, el material se debería destinar a las prácticas de los agentes.

En concreto, el tipo de proyectil que quiere adquirir el cuerpo policial es del calibre 9 milímetros Pb y, según señalan, está previsto que se destine a las prácticas. Tal como ha calculado el consistorio, cada una de estas balas tiene un coste de 27 céntimos, por lo que las 200.000 que quiere comprar comportarán una inversión de 54.000 euros (sin IVA).

Según las cláusulas del contrato, el adjudicatario deberá entregar los cartuchos en las galerías de tiro de la Guardia Urbana en menos de 15 días. El plazo de presentación de las ofertas se cerró el pasado 25 de julio, pero todavía se desconoce el adjudicatario.