Cuando ya se acumulan dos semanas de caos en El Prat después de que estallara la huelga en los controles de vigilancia, el Ministerio de Fomento, liderado por Íñigo de la Serna, ha convocado un comité de crisis este viernes para tomar "todas las medidas necesarias". El nuevo gabinete estudiará "todas las alternativas para garantizar la seguridad, el orden público y la mínima afección" a los españoles y a los turistas que visitan España.

Aunque no se ha precisado con exactitud las medidas que se tomarán, se podría barajar ceder el control de vigilancia a la Guardia Civil. De hecho, el cuerpo de seguridad ya está convocado a una reunión a la que también acudirán representantes de Aena, del Ministerio del Interior y de la Abogacía del Estado, entre otros.

Tras conocerse la noticia, la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) ha criticado que el Ministerio del Interior recurra a ellos para solucionar "un conflicto privado" como consideran que es el que se da entre los trabajadores de Eulen, su empresa y AENA. "Ahora, después de haber tomado la decisión de privatizar unos servicios", apunta la AEGC en referencia a la situación en El Prat, "nos piden a los guardias civiles que seamos la solución a este conflicto laboral".

"HACE UNOS DÍAS SE NOS QUERÍA ECHAR DE CATALUNYA"

Además, en su comunicado, la Benemérita ha reprochado que lo tengan que hacer cuando "hace unos días" se les quería "echar de Catalunya". Concretamente, la AEGC alude a la concentración convocada por la CUP el pasado 31 de julio frente al cuartel de la Benemérita del barrio de Gràcia de Barcelona por la colaboración de la Guardia Civil, según esta formación independentista, en "la represión de la lucha democrática de Catalunya para realizar un referéndum".

"No podemos evitar recordar que ahora recurren a nuestra eficacia, pero que somos los mismos a los que hace unos días nos querían echar de Catalunya", concluye el comunicado, en el que los agentes denuncian también que son los "peor pagados" de los cuerpos de seguridad del Estado, "muy por debajo de los Mossos y resto de integrantes de las policías autonómicas".

DENUNCIAN LA PRIVATIZACIÓN DE LA SEGURIDAD

La asociación augura que serán los agentes de la Guardia Civil los que "sufrirán las iras de unos trabajadores que van a ver a los agentes como sus enemigos en este problema" si finalmente tienen que suplir a los trabajadores de seguridad de Eulen, que este jueves deciden si mantener o desconvocar la huelga parcial para viernes y domingo y la indefinida a partir del lunes.

"Somos conscientes de que recurren a nuestro servicio por los trastorno que están sufriendo todos los ciudadanos que estos días tratan de coger un avión para disfrutar de sus vacaciones, pero también es nuestra obligación exigir más respeto a nuestro trabajo", apunta la asociación, señalando la 'privatización' de la seguridad en los aeropuertos como el origen del conflicto en El Prat.

"Es lo que tiene sustituir a los guardias civiles de puestos claramente de servicio público, como terminará pasando en los Centros Penintenciarios donde también se ha privatizado parte de la seguridad", denuncia la AEGC en el comunicado.