La Guardia Urbana ha informado de la imputación de un conductor que circulaba con su motocicleta a más del doble de la velocidad permitida en la Vía Augusta de Barcelona.

Concretamente, el conductor viajaba a 137 km/hora en una calle en la que la velocidad está limitada a 50 km/hora cuando fue detectado por el radar situado en dicha vía.

La Guardia Urbana contactó con el propietario de la motocicleta y confirmó que era el conductor del vehículo en el momento de los hechos, por lo que le ha imputado un delito contra la seguridad vial.

Los hechos ocurrieron este martes a plena luz del día, concretamente a las 16:30 horas.