El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado que el dispositivo para reforzar el aeropuerto de El Prat ya está en marcha. Agentes de la Guardia Civil "se están desplazando" al Aeropuerto de El Prat, procedentes de otras comunidades autónomas.

Un Comité de crisis convocado para la ocasión activó el viernes de urgencia este operativo según el cual, agentes de la benemérita reforzarán el sistema de control de los vigilantes de Eulen, que podrían iniciar una huelga indefinida de 24 horas el próximo lunes 14. Este domingo, la plantilla está llamada de nuevo a las urnas para votar por la propuesta de mediación (extra de 200 euros en 12 pagas) tras las peticiones reiteradas del Gobierno central, autonómico y local.

SERVICIOS MÍNIMOS DEL 90%

Desde el viernes, agentes de la Guardia Civil se organizan, y algunos de ellos se forman en radioscopia, para “incorporarse en las diferentes líneas de seguridad” en caso de que se mantenga la huelga indefinida, como explicó el ministro. Y es que, tal y como expresó De la Serna, este lunes será el "momento crítico" de un conflicto laboral que suma ya dos semanas en el aeropuerto de El Prat.

La incorporación de los agentes reforzará las labores de la propia compañía, a cuyos trabajadores no se sustituirán. De hecho, los vigilantes deberán cumplir con un servicio mínimo del 90% pese a la convocatoria de paros indefinidos durante 24 horas. Tal y como ha dicho el ministro en rueda de prensa, el único fin por el que intensificarán la presencia de Guardia Civil en el segundo aeropuerto más importante del Estado es el de que no haya “ningún problema de orden público ni de seguridad”.

NORMALIDAD EN EL PRAT

Mientras tanto, la normalidad está siendo la tónica general en los controles de seguridad del aeropuerto,. Ambas terminales las colas están oscilando entre los 10 y los 20 minutos, ha informado EFE. La última huelga parcial de los trabajadores de Eulen está prevista el domingo, un día antes del inicio totales durante todo el día que las tres administraciones han intentado evitar a costa en las últimas horas.

La última palabra estará el mismo domingo en las urnas que coloqué el comité de huelga de Eulen.