La Barceloneta atrae diariamente a miles de ciudadanos y turistas que buscan playa, fiesta y restauración. Pero también, es un foco habitual de hurtos con violencia o al estilo “Ronaldinho”, es decir, distraer a la víctima jugando con ellas mientras se les sustrae objetos de valor. Dos métodos a los que este fin de semana, los Mossos d'Esquadra han dado un golpe de efecto deteniendo a 16 personas.

Las puertas de acceso a los locales de ocio era el punto en el que los ladrones escogían a sus víctimas a las cuales intentaban distraer poco después para así robarles sus pertenencias. Los principales botines eran la cartera, un reloj o cualquier otro objeto de valor a la vista o accesible. “Los delincuentes no dudaban en hacer uso de la violencia para conseguir el botín”, sostienen las mismas fuentes.

VIOLENCIA Y MÉTODO 'RONALDINHO'

La voz de alarma la dio un joven el sábado de madrugada cuando aseguró a los agentes que le habían sustraído un reloj de 5.000 euros. Con la descripción que ofreció a los Mossos, pudieron detener a tres jóvenes de 18, 21 y 23 años como presuntos autores. En una segunda intervención, los policías detuvieron a otros dos hombres de 18 y 19 años por robar un bolso de mano con un móvil a una turista francesa. Un día después, totro individuo denunció el robo otro cronógrafo valorado en 6.000 euros, los agentes detuvieron a un cuarto de 34 años.

El resto, acusados de hurto flagrante, actuaba bajo el método “Ronaldinho” que, como explican fuentes de los Mossos, consiste en detener a las víctimas, ponerlas detrás y jugar con ellas para crear confusión. Mientras tanto, efectúan el hurto. “Si las víctimas intentan recuperar los objetos, no dudan en agredir a las personas para huir del lugar”, explican en un comunicado.

TURISTAS QUE NO VUELVEN PARA TESTIFICAR

El pasado junio, los Mossos d’Esquadra detenían a 27 personas acusadas de robar relojes de lujo de congresistas y turistas que pasaban unos días en la ciudad. Aprovechaban sus momentos de distracción cerca de los hoteles o locales de ocio para sustraerles los cronógrafos.

Tal y como explicó en ese momento el inspector jefe de área de investigación criminal de Barcelona, Pere Guillén, los ladrones suelen escoger como víctimas a los turistas por sus dificultades para volver a la ciudad y testificar en el caso.

REPUNTE DE LOS ‘TIRONES’

A principios de julio, los Mossos d'Esquadra anunciaban  En repunte del 15% de los robos violentos detectados en la calle de la ciudad, los conocidos 'tirones', en lo que llevamos de 2017.

Según explicó entonces el cuerpo de seguridad, los ladrones ahora van principalmente a la caza de los 'smartphones' de última generación y de relojes de lujo.