Guerra abierta por el supuesto aviso de los atentados en La Rambla. Este jueves, El Periódico de Catalunya anunciaba que el Govern catalán y los Mossos d’Esquadra sabían desde el pasado 25 de mayo, por los servicios de inteligencia estadounidense, que los yihadista planeaban atentar este verano en el corazón de la ciudad. Unas horas más tarde, desde el Govern y el cuerpo de policía han desmentido, a medias, la información, reiterando que ellos no tienen comunicación directa con los servicios de inteligencia americana.

El conseller de Interior, Joaquim Forn, y el mayor de los Mossos d‘Esquadra, Josep Lluís Trapero, han comparecido ante los medios para confirmar que ese día el Ejecutivo catalán recibió una alerta, como decenas que han sido notificadas en los últimos años, pero que en ningún caso vino de la Agencia Central de Inteligencia (CIA por sus siglas en inglés). Pese a ello, se valoró y se contrastó para después llegar a la conclusión de que no tenía ninguna veracidad. Posteriormente, el Ejecutivo central también la descartó ante su “baja credibilid, según Forn.

MOSSOS Y GOVERN RECIBEN DECENAS DE AVISOS

El conseller, quien ha asegurado que "no hay en absoluto ningún vínculo entre esta información y los atentados del día 17”, ha explicado que “el aviso de un posible atentado nos llega de otras fuentes y se trata de la misma forma que la decena de avisos que recibimos: se contrasta, se valora y creemos que tiene muy baja credibilidad”. Después ha detallado que 10 días después, “el Estado no da veracidad a la amenaza”.

Por su parte, el mayor Trapero ha destacado que ni en los dos encuentros que mantuvieron en Madrid en la mesa de evaluación de la amenaza (el mismo 25 de mayo y el pasado 8 de junio) he ningún caso se valoró este aviso ya que había sido contrastado y descartado. Trapero también ha revelado que el 20 o 21 de junio, tras los atentados, el cuerpo policial recibió una llamada del jefe de la división antierrorista que desmentía la vinculación de los atentados con el preaviso.  

CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO

Trapero ha puntualizado que de haber dado credibilidad a la información habría informado a la ciudadanía de algún modo y ha criticado duramente la información publicada por el director de El Periódico, Enric Hernández. “Los Mossos se están dedicando a gestionar la seguridad y preocuparse de la gente y este diario, desde el atentado, se preocupa por desprestigiar al cuerpo de los Mossos”, ha señalado el mayor.

Con la misma contundencia se ha expresado el conseller de Interior quien ha criticado la campaña de desprestigio que sufre el cuerpo policial desde los atentados y ha tachado de “montaje” el documento publicado por este medio e “irresponsable” el trato de la información. “Me vuelvo a preguntar: ¿quién tiene interés en poner en duda el trabajo de los Mossos?

EL PERIÓDICO DEFIENDE LA VERACIDAD

Según El Periódico, el autodenominado Estado Islámico, y siempre según el informe de la CIA, pretendía atentar en "zonas turísticas muy concurridas", "específicamente en La Rambla". Además, el director del medio asegura en el artículo que dicha información no solo llegó a manos de la policía catalana, sino que también se hizo llegar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, al Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) y al Centro Nacional de Inteligencia (CNI). 

Precisamente, este último organismo estatal ha asegurado minutos antes de las declaraciones de Forn y Trapero que la información de El Periódico es “impecable”. Por su parte, en una entrevista concedida este jueves a Onda Cero, Hernández ha asegurado que si en su día no se publicó esta información fue para "no generar alarma" y que pensó que "se tomarían las medidas preventivas" y que el atentado perpetrado este 17 de agosto en la calle barcelonesa "no se produciría".

COLAU NIEGA COMUNICACIÓN CON LA CIA

Tras conocerse la polémica y finalizar la rueda de prensa de la discordia, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que el Ayuntamiento no conocía ninguna alerta de un posible ataque en La Rambla. En declaraciones a la cadena Ser, el consistorio no recibió ninguna comunicación ni por parte de los Mossos d'Esquadra ni de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Asimiso, la edil ha puntualizado que en la Junta Local de Seguridad celebrada el pasado 28 de junio, tanto los representantes de la Generalitat como del Gobierno central y de los cuerpos policiales presentes en la reunión "manifestaron que no tenían constancia de ninguna amenaza concreta y de ningún aviso específico".