El pasado martes los agentes de la Guardia Urbana de Nou Barris decomisaron poco más de 2 kilos de marihuana a un coche que circulaba con las ventanillas bajadas. Si bien el producto iba dentro de bolsas de basuras, esto no fue ningún impedimento para que la patrulla se percatara del olor. De hecho, las dos personas (ya detenidas) llevaban las ventanillas bajadas mientras circulava por el passeig de Fabra i Puig, ha informado el cuerpo policial en un comunicado.

Tras darle el alto, la patrulla registró el coche y se encontró con la bolsa de basura cargada de cogollos de marihuana. Si bien los dos ocupantes al principio se quisieron desentender de la bolsa al segurar que nunca la habían visto, estos pasarán a disposición judicial. Se les acusa de un delito contra la salud pública, ya que el valor del contenido podría llegar a superar los 10.000 euros en el mercado negro.