Los Mossos d'Esquadra han anunciado la detención de un joven de 30 años acusado de falsificar logos de zapatillas deportivas y vender las imitaciones en mercadillos de Nou Barris a un precio de entre 20 y 25 euros.

La operación se inició tras detectar la venta de productos de marcas deportivas de prestigio a precios muy inferiores de los de mercado. Los agentes constataron la dificultad para discernir las imitaciones de las originales.

Tras registrar el domicilio del acusado, que además de como vivienda era utilizado como almacén, la policía encontró un centenar de zapatillas deportivas, réplicas de grandes marcas, pero sin logo ni estampado. El detenido era quien replicaba los estampados y logotipos con gran precisión.

Pese a ello, los Mossos d'Esquadra han informado de que también detectaron zapatillas con los logos parcialmente desenganchados y han constatado que los materiales eran de menor calidad que los originales.

El detenido, de nacionalidad senegalesa, está acusado de los delitos contra la propiedad industrial, falsificación de documento mercantil y resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad.

Durante el registro del domicilio del arrestado, los agentes también descubrieron una cuarentena de tarjetas falsas de T-10 de transporte público, que había comprado ya falsificadas y que también comerciaba con ellas. Los Mossos sospechan que podría estar realizando pruebas para clonarlas por si mismo.