Los Mossos d'Esquadra investigan la aparición de tres cadáveres en el distrito de Sant Martí. Las víctimas son un hombre, una mujer y un bebé de 11 meses, que presentan impactos de bala.

La policía catalana se ha desplazado hasta la calle Llull de Barcelona, donde se han encontrado el cadáver de una mujer en la calle. Posteriormente han encontrado al hombre y el bebé fallecidos en un piso en la misma calle.

Todavía no se conocen las causas en las que es ha producido el crimen y los Mossos están recabando información y mantienen todas las hipótesis abiertas.

POSIBLE CASO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La policía trabaja con la hipótesis de que se trata de un caso de violencia machista ya que, al parecer, el hombre habría sido el autor de los crímenes de la mujer y el menor.

En un primer momento, habría disparado a la mujer en la calle y después habría vuelto al domicilio que compartían. Allí habría matado al bebé y después se habría suicidado.

La policía ha encontrado el cadáver de la mujer precisamente frente a la puerta de la calle de la vivienda, en la calle Llull, entre Joan Miró y Rosa Sensat. Fuentes de los vecinos han señalado que la pareja vivía en Barcelona desde hacia sólo un par de años y que ambos procedían de Alemania.