El pasado viernes se cumplió el primer aniversario de la puesta en marcha del Hospital de día médico en San Rafael, con el que el centro ha conseguido reducir en un 80%, respecto al año anterior, los ingresos en urgencias de los pacientes crónicos complejos, los cuales se calcula que consumen el 50% de los recursos de hospitalización urgente.

El proyecto pretende precisamente eso, reducir los ingresos en urgencias de este tipo de pacientes, que se definen por presentar múltiples patologías crónicas, principalmente insuficiencia cardiaca y enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asociadas a otras enfermedades de base, como diabetes, hipertensión arterial, obesidad, etc.

Esto también supone un ahorro para la Conselleria de Sanitat, que paga de media a los centros concertados 2.400 euros por ingreso en planta, mientras que la sesión del Hospital de día médico se factura por una cantidad ocho veces menor.

PREVENCIÓN 

El Hospital de día médico ofrece a los pacientes tratamientos de diferentes enfermedades crónicas de forma ambulatoria. También les muestran pautas terapéuticas para evitar recaídas o brotes de su enfermedad. Para ello les enseñan a reconocer los síntomas de alarma. También se realiza un control evolutivo del paciente después del alta hospitalaria. De esta manera se evitan empeoramientos.

Una doctora atiende a un paciente y su acompañante en el Hospital de día médico de San Rafael
Una doctora atiende a un paciente y su acompañante en el Hospital de día médico de San Rafael

También se realiza un control evolutivo del paciente después del alta hospitalaria. De esta manera se evita que empeore o, al menos, se le tiene controlado.

Ubicado en la segunda planta del centro gestionado por Hermanas Hospitalarias, el Hospital de día médico dispone de varias salas que ocupan 150 metros cuadrados y en las que se atiende individualmente a los pacientes, que han de solicitar cita previa para visitarse.

La coordinadora del Hospital de día médico San Rafael, Mònica Ruiz, se muestra esperanzada “con este dispositivo asistencial alternativo, que abre las puertas a una asistencia ágil, eficiente y proactiva en un sistema sanitario integral”. Además, celebra la buena acogida entre pacientes y profesionales, que “se han mostrado altamente satisfechos con la calidad de la atención que ofrecemos”, ha añadido Ruiz.

Al encontrarse integrado en un hospital general como es el de San Rafael, este recurso asistencial se beneficia de la capacidad de realizar pruebas complementarias, tanto de imagen como de laboratorio o de interconsultas con otros especialistas de manera rápida y eficiente.