La última víctima del atentado de Barcelona, que tuvo lugar el 17 de agosto en la Rambla, ha sido dada de alta. Se trata de una mujer, vecina del Vallès Occidental, que sufrió politraumatismos al ser arrollada por la furgoneta que invadió el paseo barcelonés a toda velocidad.

Esta persona ha estado 85 días ingresada en el Hospital Mútua de Terrassa y ha sido sometida a distintas intervenciones por las graves heridas que sufrió, según ha informado el Departament de Salut.

En el atentado de Barcelona murieron 15 personas --14 en la Rambla y otra fue apuñalada en la zona universitària de la Diagonal por el asesino durante su huída--, y otras 130 resultaron heridas de distinta consideración. El mismo día que se cometió la masacre de la Rambla, otra persona murió en Cambrils a manos del mismo grupo de terroristas jihadistas.

Profesionales de una veintena de centros hospitalarios de Catalunya participaron en la asistencia a las vícimas, que eran de 30 nacionalidades distintas.