La guerra entre taxistas y vehículos de arrendamiento con conductor (VTC) suma una nuevo capítulo. Unauto VTC, la asociación mayoritaria del sector, con el apoyo de Uber y Cabify, ha solicitado una reunión urgente con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

La petición se presenta tras la huelga estatal que secundó el sector del taxi el pasado martes y después de que la Federación Española del Taxi (Fedetaxi) presentara una serie de peticiones para la defensa del servicio público frente a plataformas como Uber y Cabify. Requerimientos que se entregaron al Ministerio de Fomento, a la presidencia de la Comunidad Autónoma y al Ayuntamiento de Madrid.

Tras los pasos dados por el sector del taxi, las VTC han contraatacado este lunes. A través de un comunicado, representantes de las compañías que prestan servicios de alquiler de coche con conductor han denunciado que la presión que ejerce el sector del taxi ha favorecido una "regulación desproporcionada que no sólo va en detrimento del resto de alternativas sino que afecta al bienestar general y en especial al ciudadano".

PRIMER VARAPALO JUDICIAL

La asociación ha subrayado que actualmente más de 10.000 profesionales operan este tipo de servicios en España, por lo que ha considerado "central que su voz forme parte del diálogo que se está impulsando desde el Ministerio".Pero los problemas para las VTC van más allá de las fronteras estatales. E

El pasado 11 de mayo, el Abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) dictaminó que la plataforma estadounidense Uber era un servicio de transporte al que se le puede exigir licencia y otras autorizaciones para prestar servicio en los Estados miembros.

Las opinions del Abogado general del TUE no son vinculantes para el Tribunal Europeo, máximo órgano judicial en la Unión Europea, pero sí que suele estar en sintonía con las conclusiones y el fallo definitivo del Tribunal. Por ello, el sector del taxi celebró el primer varapalo judicial contra el modelo de las VTC como Uber.