Un autocar que transporta a algunos de los policías nacionales, desplazados a Barcelona por el 1-O, ha estado a punto de caer al mar. Este miércoles, uno de estos vehículos quedó suspendido sobre dos ruedas cerca del agua y fue necesaria la intervención de los bomberos para evitar que cayera.

El incidente tuvo lugar cerca del muelle donde está atracado el barco de con dibujos de Piolín, en el que se hospeda un número importante de agentes. Al parecer, en el autocar sólo viajaba el conductor cuando se produjo el percance, explica el diario Ara, y los bomberos tuvieron que utilizar un vehículo con grúa para rescatar al autocar.

Los agentes llegaron a Barcelona a mediados de septiembre con motivo del Referéndum del 1-O. Debido a la situación política en Catalunya, la Policía Nacional se quedará al menos hasta el 1 de noviembre.