Final del trayecto. TMB no presentará más mejoras laborales a los trabajadores del metro. La regidora de movilidad, Mercedes Vidal, ha acusado a los sindicatos de “cerrar la puerta a la última propuesta para “desbloquear el conflicto”, después que estos hayan rechazado unánimemente el arbitraje voluntario del conflicto que ofrecía la Generalitat. “Esta situación no la entiende nadie”, ha espetado la responsable política del problema.

SIN DIMISIONES

Vidal ha asegurado que no se plantea dimitir para probar de desencallar el conflicto: “Lo único que me planteo es seguir trabajando para desbloquearlo”. Tal como ha alegado, no se siente personalmente responsable, porque “en la última etapa la interlocución ha llegado por parte de la Generalitat y esta también ha sido rechazada”.

La regidora de movilidad ha recordado que en julio de 2016 “llegamos a un acuerdo entre empresa y sindicatos para poder avanzar y suspender huelgas”, aunque “meses después se abandonó la vía por parte de los sindicatos”. Luego “la Generalitat hizo una propuesta intermedia del convenio entre las dos partes”; documento que pidió el Ayuntamiento a los colectivos de trabajadores que aceptaran, pero que “no la llevaron ni a la asamblea para votarlo”, ha resumido Vidal. Ahora, tras ser rechazado el arbitraje voluntario, la posibilidad de hacerlo forzoso todavía no se descarta.

Quien también es presidenta de TMB, ha asegurado que desde el principio la empresa ha planteado mejoras del convenio, con incrementos en la contratación y del salario (hasta del 7%). Sin embargo, ha señalado que todo tiene un límite marcado por la Ley de Estabilidad Presupuestaria al que “ya hemos llegado”. Propuestas que, además, se enmarcan en el “equilibrio financiero del transporte público”. Tal como ha recordado, “como gestores hemos de ser capaces de distribuir los recursos que tenemos”.

NO PELIGRA NINGÚN PUESTO DE TRABAJO

La edil ha avanzado que en los próximos días “convocaremos el consejo de administración de TMB para ver las salidas”. Un nuevo capitulo donde el diálogo “no habrá más ofrecimientos”, aunque Vidal asegura que este no se abandonará. Sobre el abanico de cuestiones que se debatirán en la mesa de TMB, Vidal no ha querido avanzar las alternativas que se pueden plantear. De todas formas, la regidora asegura que, a diferencia del anterior, en este mandato, este Gobierno “no hará nunca” una “amenaza de ERO”. Por lo tanto, no peligra ningún puesto de trabajo de la plantilla.

Vidal se ha mostrado optimista y se muestra confiada al creer que “el convenio se cerrará”. Además, ha recordado que “TMB siempre ha tenido un largo historial de conflictos”, pero todos ellos se han resuelto. Aún así, ¿cuál es la salida al conflicto actual? “Esperamos encontrarla”, ha apuntado la presidenta.