Sorpresa en la asamblea de Euelen que podría poner fin a la huelga de El Prat. La plantilla acude a votar a un local del municipio homónimo desde las 11:00 horas de este jueves, pero lejos de encontrar las dos opciones salariales pactadas, se han visto con cuatro papeletas.

El comité de huelga ha puesto en las mesas dos nuevas opciones que hasta ahora no se habían contemplado: un complemento salarial de 200 euros en 15 pagas o un complemento de 250 euros, también entre 15 pagas. Hasta esta mañana, las alternativas eran las del extra salarial de 200 euros mensuales que propuso la Generalitat como mediador y que la dirección ya aceptó o bien, un plus de 350 euros, la reclamación inicial de los representantes de la plantilla.

Uno de los primeros trabajadores que ha votado, Diego, ha explicado a su salida del local que él ha optado por la opción de 250 euros en 15 pagas, y ha asegurado que esta es la opción favorita de la mayor parte de sus compañeros. De hecho, otros compañeros de Diego han manifestado la misma impresión. En la misma línea que el comité de huelga, quien apuesta por seguir negociando para conseguir ese mismo acuerdo.

RESULTADOS A LAS 19:00 HORAS

Así, el abanico es más amplio, y la posibilidad de desconvocar la huelga parcial e indefinida, más incierta. Y es que si saliera ganadora esta nueva alternativa que no ha sido negociada en mediación, el resto de partes implicadas -dirección y Aena- tendrían que valorarlas y posicionarse a favor o en contra. Un contratiempo que se conocerá a partir de las 19:00 horas, cuando está previsto que se cierre la jornada de votación y se den a conocer los resultados.

La plantilla de Eulen está formada por 350 personas que trabajan en diversos turnos de trabajo, por lo que se decidió alargar la jornada de las 16:00 horas a las 19:00 horas. Hasta este mediodía, poco más de medio centenar de empleados ya han pasado por el local que el Ayuntamiento de El Prat ha cedido a los trabajadores.

Mientras tanto, el resto de actores mueven ficha. Este jueves se conocía que Aena contempla que la Guardia CIvil se haga cargo de los controles de seguridad en el caso de que la plantilla rechace la oferta de mediación y siga con los paros convocados. De todas formas, el Ministerio de Interior no ha hecho declaraciones al respecto.

En otro punto de la misma ciudad, en el Aeropuerto de El Prat, se sigue con atención la votación de Eulen al tiempo que las cola vuelven a ser la estampa, pero esta vez con menos intensidad desde primera hora de la mañana.