La síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, considera que el balance de accidentalidad de 2016 presentado por el Ayuntamiento de Barcelona es preocupante y negativo. Es por ello que invita a “apostar decididamente por la educación viaria para recuperar el respeto del espacio común de confluencia entre las diferentes modalidades de desplazamiento por la ciudad”.

Vilà cerró el pasado 30 de diciembre una actuación de oficio centrada en el uso de la bicicleta en Barcelona. El informe recoge la tendencia creciente de la accidentalidad de este vehículo en esta década.

El balance de accidentalidad de 2016 no hace más que confirmar esta línea ascendente, ya que se ha pasado de los 681 accidentes con una bicicleta implicada en 2015 a 812 el año pasado, hecho que supone un incremento del 19,41%, según los datos municipales. Además, en 2016 murieron 3 ciclistas en Barcelona, mientras que el año anterior no se contabilizaron fallecidos entre este colectivo.

CONTRA LOS CARRILES BIDIRECCIONALES

Entre las recomendaciones de la síndica, además de apostar por la educación viaria, destaca la sugerencia de replantear el trazado de los carriles bici existentes y trasladarlos, en la medida que sea posible, a las calzadas. Para hacer los carriles bici más atractivos, Vila aboga por instalar un semáforo ámbar para que el ciclista no tenga que detenerse innecesariamente, siempre que el tráfico lo permita.

Por otro lado, también propone la restricción de los carriles bici de doble sentido, que considera peligrosos en las calles en las que los vehículos motorizados sólo circulan en una dirección porque los peatones tiende a cruzar mirando sólo hacia el lado del que vienen los coches.

En la misma dirección, la síndica aboga por aumentar el número de señales de tránsito, tanto para ciclistas como para peatones y vehículos motorizados; y también propone que los vigilantes del área verde y azul, considerados auxiliares de la Guardia Urbana, estén habilitados para colaborar en la detección de conductas contrarias a la Ordenanza de circulación.