Vagones llenos, andenes llenos, esperas largas. Así se puede resumir funcionamiento de la línea 5 del metro de Barcelona durante la mañana de este martes. Una “incidencia técnica” ha provocado que los convoyes transitaran con mayor lentitud y más aglomeraciones durante casi cuatro horas.

La incidencia ha empezado sobre las 8 de la mañana y los trenes han empezado a parar varios minutos en cada parada. En algunas de las estaciones más concurridas, como La Sagrera, los pasajeros que esperaban en el anden no tenían asegurado poder acceder al vagón, por la masificación de usuarios.

Los conductores del metro anunciaban por megafonía que “una incidencia técnica” estaba afectando al servicio y que el tiempo de cada trayecto se vería alterado. Los pasajeros, resignados, esperaban a que el convoy reiniciara el trayecto en cada parada.

TMB ha realizado un tuit informando de que el tiempo de trayecto es superior al habitual. Finalmente, poco antes de las 12 de la mañana, la propia empresa ha informado del restablecimiento de la frecuencia habitual de paso de los metros.