A la huelga convocada por la plantilla de Eulen, encargada de los filtros de seguridad en el Aeropuerto de El Prat, se podría sumar una nueva el próximo 16 de agosto. Los vigilantes de Ilunion han anunciado este lunes que si no mejoran las condiciones salariales y laborales, ellos también convocarán paros la próxima semana.

Los representantes de los trabajadores han entregado el documento de convocatoria de huelga en la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat. En él, se recogen las peticiones de la plantilla como conseguir un aumento salarial de 350 euros para los vigilantes, una equiparación de los pluses de toda la plantilla, el pago del párking como se hacía hasta la subrogación, según los empleados, y el pago en su totalidad del plus de escáner aeroportuario.

Asimismo, entre las demandas de los trabajadores también piden una ampliación de la plantilla "según necesidades del servicio" y que los nuevos empleados estén formados adecuadamente. Por último, piden  que todos los contratos sean indefinidos.

Ante este nuevo escenario, desde Aena se ha lanzado un mensaje de calma al asegurar que esta nueva huelga no afectaría de forma directa a los pasajeros ya que la plantilla de Eulen se supervisan las terminales para comprobar que están en orden, se controla el acceso de trabajadores o avisan de las posibles incidencias que se puedan dar en las instalaciones aeroportuarias.