Nuevo trato de favor en Transportes Municipales de Barcelona. José Vicente Muñoz Gómez (La Puebla de Cazalla, 1956), diputado socialista en las Cortes Generales hasta 2011, fue nombrado como Adjunto de Comunicación y Relaciones Institucionales de TMB después de una excedencia forzosa, sin regresar a su anterior puesto de trabajo en la entidad.

Muñoz fue conductor de autobuses y técnico de organización en la oficina de horarios de Transportes de Barcelona entre 1978 y 1987, fecha en la que inició su actividad política en el Ayuntamiento de L'Hospitalet de Llobregat (concejal). Entre 1994 y 1999 fue primer Teniente de Alcalde y hasta 2007 fue concejal de Bienestar Social por el PSC. También fue diputado de la Diputación de Barcelona y en 2008 fue elegido diputado en las Cortes Generales por la circunscripción electoral de Barcelona, cargo que abandonó hace seis años.

“Este señor pasó de su excedencia forzosa a entrar como Adjunto a la Dirección de Comunicación y Relaciones Institucionales. Cuando un antiguo empleado vuelve de una excedencia forzosa, tiene que regresar a su anterior puesto de trabajo”, denuncia una fuente de la entidad que preside Mercedes Vidal.

Los sindicatos también lamentan que TMB invirtiera tres millones de euros para renovar su página web oficial.

LA DIRECTORA QUE ASCIENDE A SU MARIDO

El trato de favor dispensado a Muñoz molestó a los trabajadores de TMB, que este lunes (12 de junio) realizaron una nueva jornada (la sexta) de paros parciales. También fue muy criticado el ascenso de Andrés Blanco Díaz, desvelado por Metrópoli Abierta, como nuevo director del servicio de aprovisionamientos, logística y contratación de la entidad. Blanco fue nombrado a dedo por la directora financiera de TMB, Dolores Bravo González. Curiosamente, ella es su esposa.

La dirección de TMB, mientras, sigue negociando con el comité de empresa para sellar el nuevo convenio colectivo de la entidad y desbloquear los paros parciales que los trabajadores realizan cada lunes en el metro. A principios de año trascendió que el sueldo medio de las 22 personas que formaban la cúpula directiva de TMB en 2011 era de 139.000 euros anuales.

“GOBIERNO DESAPARECIDO”

El portavoz del Grup Municipal Demòcrata, Joaquim Forn, denunció la actitud del gobierno de Ada Colau sobre el conflicto entre la dirección de TMB y los trabajadores.

El gobierno está desaparecido. Ni tan siquiera han dado explicaciones y quieren convertir cada jornada de paros parciales en una situación normalizada”, expresó Forn.

El portavoz del principal partido de la oposición añadió: “No entendemos la incapacidad del gobierno para tomar decisiones, no entendemos la ausencia de explicaciones y no entendemos la dificultad para resolver un conflicto que se está enquistando”.