En ciudades como Barcelona o Madrid, un conductor está una media de 20 minutos buscando aparcamiento en las calles más céntricas, además de enfrentarse a una posible multa, ya que más del 30% están relacionadas con los estacionamientos. A estos dos problemas pretende dar solución un nuevo servicio que está triunfando en Madrid y que llega ahora a Barcelona.

La aplicación Valeet ha entrado en servicio en la capital catalana para aparcar y reponer gasolina a aquellos usuarios que se descarguen esta nueva plataforma, en la que un conductor profesional se encarga de estacionar los vehículos.

La empresa ha confirmado, a través de un comunicado emitido este martes, que el servicio ya está disponible en el Aeropuerto de Barcelona y en la Estació de Sants, y que también ofrecerá en los próximos días un servicio de lavado de automóviles.

En Madrid, con solo ocho meses de vida, Valeet ha experimentado un aumento de las descargas de un 30%, y con su llegada a Barcelona prevé aparcar más de 1.000 coches hasta final de año.