La huelga de El Prat se ha convertido en un arma política, en un cruce de acusaciones sin soluciones y en el que todos se lavan las manos. Este lunes por la mañana, medio centenar de miembros de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) se han concentrado en el aeropuerto señalando al Gobierno central ante el caos aeroportuario. Con octavillas en catalán, castellano e inglés, la entidad pedía el SÍ por la independencia para “gestionar mejorar las infraestructuras” de Catalunya.

 

Poco después, era el presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, quien señalaba a la Generalitat como causante del mismo problema. Tras su despacho con el rey Felipe VI en el palacio de Marivent, Rajoy ha señalado que el conflicto de El Prat es entre una empresa y sus trabajadores, pero también ha querido lanzar un mensaje al gobierno catalán.

GOBIERNO CENTRAL Y CATALÁN SE SEÑALAN

El presidente ha sostenido que el aeródromo de Barcelona es el único que está registrando problemas pese a que AENA gestiona otros 26. Además, el jefe del Ejecutivo ha querido destacar que “los problemas competenciales están perfectamente claros en la Constitución", pidiendo así a su homólogo catalán que tome cartas en el asunto. Por último, Rajoy ha instado “a no ser mezquino” a quienes, paradójicamente, politizan el conflicto en referencia a la acción previa de la ANC. Pero el cruce de acusaciones no ha acabado ahí.

rajoy felipe efe
Felipe VI y Mariano Rajoy antes de reunirse en el palacio de Miravent / EFE

El conseller de Territori, Josep Rull, ha utilizado su perfil en la red social de Twitter publicar hasta 14 mensajes entre los que ha afirmado que “ni al Estado ni a Aena les importa” una situación a la que, según sus palabras, miran “desde lejos” pese a ser del todo “intolerable”.  Además, Rull ha defendido el papel que está ejerciendo la Generalitat en este conflicto laboral en calidad de mediador, reuniéndose con ambas partes a diario y ha tachado de "impresentables" las declaraciones previas de Rajoy.

 

 

LA PLANTILLA PIDE NO POLITIZAR EL CONFLICTO

Y entre tanto discurso, mensaje y acción a pie de pista de despegue, el comité de huelga de Eulen ha pedido este lunes que no se siga politizando un conflicto laboral que afecta a 350 trabajadores y miles de pasajeros. El asesor y portavoz del órgano sindical, Juan Carlos Giménez, ha asegurado que “aquí no hay partidos políticos ni sindicatos, es un tema de trabajadores” y ha defendido que al comité no le beneficia que se utilice dicho problema entre plantilla y dirección para hacer publicidad.

Giménez ha hecho estas declaraciones en la pausa que se ha realizado este mediodía tras una nueva jornada de negociaciones y de paros en el Aeropuerto de El Prat. Horas antes, entraba junto al resto del comité de huelga en la sede de Relacions Laborals de la Generalitat asegurando que “hoy no va a ser” el día en el que se firme la paz laboral. Mientras tanto, las colas durante la tarde de este lunes han alcanzado los 30 minutos, lejos de las tres horas que se han llegado a registrar en días anteriores pero que aún así, dejaban caras de resignación que parece continuarán en las próximas horas.